Fotografías de producto realizadas en clases y talleres

Esta es una selección de algunas fotografías realizadas en clases, donde realizamos paso a paso el montaje, la iluminación y la realización. La medición luz sobre la que pongo especial acento  permite ajustar la iluminación y obtener el resultado previsto antes de disparar.

 

El formato en las cámaras fotográficas de película.

En el terreno de la fotografía profesional las cámaras digitales reemplazaron a las de película hace ya bastantes años y muchos fotógrafos no han tenido la experiencia de trabajar con ellas.  Sin embargo, en el campo artístico la fotografía fotoquímica es revalorizada por varias razones y particularmente, las cámaras de formato grande capaces de registrar imágenes de muy alta calidad.

Antes de comenzar una serie de artículos sobre la práctica con cámaras de gran formato, es adecuado explicar porqué razón existen cámaras que emplean distintos tamaños de película.

En la fotografía sobre película la superficie que ocupa la imagen es uno de los determinantes básicos de su calidad. La imagen está formada por pequeñas partículas muy próximas entre si, para ampliar la imagen y obtener una de mayor tamaño el negativo se proyecta sobre el papel al tamaño que se desea obtener, por tanto cada partícula se separa de las que la rodean. El espacio entre una y otra no contiene información de la imagen, así es que cuanto más se amplía mayor será la pérdida de definición y contraste, podemos decir que a mayor ampliación, menor calidad.  Por tanto las cámaras que emplean películas más grandes producen imágenes de mayor calidad que las de formato menor, ya que para llegar a un determinado tamaño final deben ampliarse menos veces.  Se fabricaron muchos formatos de cámaras y películas, a través del tiempo hay tres grupos que han perdurado y se tornaron en los más empleados. 

Pequeño formato:

Las cámaras de pequeño formato usan películas de 35 mm. de ancho, creadas originalmente para cámaras de cine en las que cada fotograma mide 18×24 mm. Oskar Barnack, el diseñador de la primera Leica en 1924 fue quién decidió emplear esta película en cámaras fotográficas que hasta ese momento utilizaban películas más grandes, llevando la imagen a un cuadro de 24×36 mm.  (medida que se estandarizó luego en las cámaras digitales bajo el nombre de “full frame”).  

 Este formato fue un estándar en la fotografía de prensa, documental y de aficionados. De un rollo de 1.60 mts. se obtienen 36 fotografías. También cabe mencionar las cámaras de medio cuadro, que sobre la misma película de 35mm. proyectan una imagen de la mitad de tamaño, 18×24 mm. esto permite obtener 72 fotografías. 

Formato medio:

Las cámaras de formato medio utilizan película “120” que tiene 6 cm. de ancho. Distintas cámaras proyectan imágenes de aproximadamente 4.5, 6 , 7 o 9 cm. de largo sobre el ancho de 6 cm. del rollo. La película de “220” es igual de ancho pero del doble de largo, algunas cámaras permiten cargar tanto las de 120 como las las de 220, sin embargo los rollos de 220 nunca fueron fáciles de conseguir y menos ahora. Naturalmente como la película tiene el mismo largo las cámaras que proyectan imágenes más grandes registran menos cantidad de disparos. Un rollo de 120 permite tomar 16 fotografías con una cámara de 4.5×6 cm., 12 con una de 6×6, 10 con una de 6×7 y 8 con una de 6×9.  

Formato grande o gran formato

En las cámaras de placa se carga una hoja de película sobre la que se toma una sola fotografía, en vez de rollos en los que se registra una serie.  El formato más habitual es de 10×13 cm. o su equivalente 4×5″ en pulgadas. También existen cámaras de formatos aún más grandes, de 13×18 cm. (5×7″) y  20×25 cm. (8×10″) Más allá del tamaño de la película existen distintos tipos de cámaras que serán objeto del próximo artículo. 

Relación entre formato y ampliación

Como mencioné antes, la degradación en la calidad de la imagen es directamente proporcional a la ampliación, supongamos que tomaran fotografías con cámaras de distinto formato, empleando la misma película en su presentación adecuada a cada uno y cada negativo se ampliara 10 veces:

Con el negativo de:
  • 35 mm. (imagen de 2,4×3,6 cm) la copia sería de 24×36 cm.
  • 6×6 (imagen de 5.6×5.6 cm) la copia sería de 56×56 cm.
  • 6×7 (imagen de 5.6×7.2 cm) la copia sería de 56×72 cm
  • 6×9 (imagen de 5.6×8.4 cm) la copia sería de 56×84 cm.
  • 10×13 (imagen de 9×12 cm) la copia sería de 0.9×1,20 mts.
  • 12×18 (imagen de 11×17) la copia sería de 1,20×1,70 mts..
  • 20×25 (imagen de 19×24) la copia sería de 1,90×2,40 cm. 

En cuanto a la película todas tendrían la misma calidad porque la imagen se amplió 10 veces en cada caso, aunque según el formato el tamaño final es muy diferente. Si consderamos un negativo de 10×13 al ampliarlo 10 veces obtendremos una imagen de 90×120 cm. En cambio si la que fue  tomada con la cámara de 35 mm. se llevara al mismo tamaño deberíamos ampliarla algo más de 33 veces, con una pérdida grande de calidad.

Por supuesto que además del factor del tamaño de la imagen la calidad final de una fotografía va a estar determinada por un conjunto de factores: tamaño de la imagen, calidad del objetivo, calidad de la película y del revelado, precisión en la exposición, etc.

Mencioné los formatos de películas más estandarizados, pero sobre todo en cámaras antiguas podemos encontrar una variedad de tamaños muy amplia.

[last_modified_date format=”Y-m-d H:i:s”]

La Kodak Autographic y el libro “Cómo hacer Buenas Fotografías”

La Kodak Autographic,  fue fabricada entre 1914 y 1932. Esta cámara empleaba rollos de 120 (también hubo otros formatos) entre la película y el papel de protección a la luz las películas Autographic llevaban fino papel carbónico y a través de una abertura en el respaldo de la cámara se podían realizar anotaciones con un lápiz metálico que luego al revelar quedaban impresas en el borde del negativo, un auténtico “data/back” diseñado y construído a partir de 1914..!

El libro “Cómo Hacer Buenas Fotografías” editado por Eastman Kodak Company me llegó hace tiempo, no tiene fecha de impresión, esta es la tercera edición, en español, y está impresa en Rochester, calculo que entre la década del 20 y el 30.

Está dirigido a aficionados a la fotografía de aquella época, es interesante porque combina un catálogo de productos Eastman de los que hace publicidad, con un manual de técnica fotográfica, artículos bien desarrollados de buena profundidad, con fundamentos de física, explicaciones sobre la proyección de la imagen, la ley del cuadrado inverso, conocimientos que superan por lejos el simple hecho de fotografiar. Es un libro y catálogo que respeta mucho al usuario.

En el libro también promocionan las “Hojas de llamarada Eastman” impregnadas en magnesio e indica su n° guía para exponer correctamente, tardaban 1 segundo en quemarse completamente.

Pero cuando era necesaria una potencia mayor, recomendaban los cartuchos Eastman, aquí una parte interesante del texto:

Siempre me resultó muy simpático imaginar un la cara de un grupo de personas que van a ser fotografiadas y ven al fotógrafo encender la mecha de un cartucho con una varilla de 60 cm. de largo y volviendo el rostro al lado contrario. Deberían verse bastante asustados, no?

Una Producción extraterrestre

[Not a valid template]

Producción realizada con estudiantes de la Escuela Argentina de Fotografía.

Mediante actividades grupales definimos el proyecto:  producir una imagen de carácter cinematográfico apelando a los clichés del imaginario común.  La idea del extraterrestre, los agentes de la CIA o algo semejante, el Area 51, y todas esas imágenes vagas incorporadas no sabemos cuándo, a través de películas, historietas, novelas, constituyen un imaginario, una colección de sentidos que es interesante explorar.

Estudiamos las posibilidades de realización y las necesidades de producción, las locaciones posibles, vestuario, la realización de la máscara, el vehículo, una máquina de humo.  Por otro lado lo directamente fotográfico, cámara, objetivos,  accesorios y lo necesario para resolver la iluminación de una fotografía nocturna en exterior. Se dividieron las tareas teniendo en cuenta la división de áreas de trabajo que se emplearía en una producción comercial y también según quienes tenían la posibilidad concreta de resolver cada tema, incluyendo la provisión de alimentos para todo el grupo durante la jornada y el transporte.

La iluminación de realizó con un flash de estudio de 1200 W/S como luz de base y varios flashes portátiles creando el carácter de la escena, sincronizados por radio y fotocélulas, puede verse el esquema de iluminación en la galería. En la misma galería se pueden ver fotos de registro de distintas etapas y momentos de la producción. (Están algo desordenadas las fotos, tengo un problema con la configuración gráfica del blog, veremos cuando llego a resolverlo)

La realización de la máscara corrió por cuenta de Laura Tignino Make Up, a quien agradecemos especialmente su ayuda, buena disposición y excelente trabajo en muy poco tiempo.

Participantes: Ana Pareta, Ximena Labrin, Mercedes Tuci, Julieta Recalcatti, Facundo Pérez Taboada, Carlos Beto Fernández Blanco, Esteban Rodríguez, Gimena González, Josefina Tillan, Lucas Lázzari, Germán Goya, Matías Alvarez Diez, Marco Bufano y Florencia Paolella.

Docente Carlos Fumagalli.

Prometh, importador de flashes y equipos fotográficos colaboró con el préstamo de una unidad de flash de 1200 W/S  por el que va nuestro especial agradecimiento.

También va el agradecimiento para la Peña Los Matacos Robles, la locación donde realizamos la producción, que nos brindaron su muy lindo predio y comodidades de parrilla en Paraba Robles a pocos kilómetros de Buenos Aires.

 

 

 

 

 

Fotómetros integrados a la cámara, historia y modos de medición actuales.

Ya desde hace muchos años las cámaras tienen un fotómetro incorporado para determinar la exposición, que evolucionó hasta llegar a las versiones actuales, en las que es estándar la medición TTL con diferentes métodos de evaluación de la escena. Para comprender los modos de medición actuales es interesante observar ese proceso evolutivo.

Antes de leer este artículo es conveniente haber leído los anteriores Fotómetros y medición de luz y Conceptos básicos sobre Medición de luz 

Una reseña histórica

La incorporación de exposímetros a las cámaras fotográficas fue muy próxima a la aparición de los primeros fotómetros de mano.

Probablemente la primer cámara con fotómetro incorporado haya sido la Contaflex 35 TLR de 1935, una reflex de dos objetivos y formato 6×6, mientras que la primera de 35 mm con fotómetro incorporado fue la Contax III de 1936. Ambas fabricadas por Zeiss Ikon AG y por supuesto con fotómetros de selenio, la tecnología disponible en esa época. Si bien esto significaba una mejora importante en el camino de facilitar la obtención de buenas fotografías, el amplio ángulo de medición de estos fotómetros causaba dificultades para interpretar la lectura de la escena.

En 1936 la compañía Ihagee, había presentado la Kine Exacta, la primer cámara reflex de 35 mm. y casi simultáneamente se presentó la rusa Cnopm. La primera reflex con pentaprisma fue la Contax S, cuyo diseño original databa de 1930, pero que fue fabricada después de la guerra en 1949 y presentó problemas mecánicos. Para la misma época se presentaron la Rectaflex de origen italiano y la Alpa Reflex suiza. En 1939 Karl Nüchterlein diseñador y mecánico de Ihagee había patentado un diseño de fotómetro TTL, (sigla de Through The Lens) es decir la medición de luz a través del objetivo, para perfeccionar el diseño de la Kine Exacta. Sin embargo la guerra paralizó estos avances, la patente del sistema TTL quedó en manos americanas, y la primer cámara con fotómetro TTL solo se produciría muchos años después, en 1962: la Topcon RE Super

Durante los primeros años de los 60´se generaliza el empleo de las cámaras reflex, y las marcas japonesas van superando en el mercado a las alemanas. Aparecen en esos años las reflex Asahi Pentax de 1957, la Nikon F en 1959, ambas sin fotómetro en su versión inicial, la Minolta SR 7 de 1962 fue la primera en incorporar un fotómetro de CDS pero no a través del lente, la ya mencionada Topcon RE Super, la Asahi Pentax Spotmatic en 1964 ahora si con fotómetro incorporado. La Canonflex de 1959 no logró éxito comercial.

Nikon incorpora el fotómetro en el pentaprisma intercambiable del sistema F, el Photomic  en 1962 pero la versión TTL del Photomic recién llegará en 1966 con medición homogénea en toda la pantalla, y con medición ponderada al centro en 1968. Estos visores intercambiables pueden acoplarse al cuerpo base de Nikon F, es un sistema modular.

Naturalmente los primeros fotómetros integrados a mediados de la década del 30´fueron de selenio, ya que los de CDS aparecieron a comienzos de los 60´, coincidiendo con la popularización de las cámaras reflex. En principio cuando hablamos de un fotómetro integrado nos referimos a medición de luz reflejada, si bien existieron algunos accesorios que permitieron la medición de luz incidente desde la cámara. Al medir luz reflejada, el ángulo de medición del fotómetro es muy importante ya que determina sobre qué parte de la escena se realiza la medición, en los fotómetros de selenio que tienen un ángulo muy amplio

esto representa un inconveniente ya que se torna difícil interpretar esa medición en muchas situaciones, por ejemplo en un paisaje el área de cielo muy luminoso hará que el fotómetro tienda a producir una subexposición, en definitiva requiere por parte del fotógrafo un mayor grado de conocimiento e intuición y aun así en algunas situaciones se obtendrán resultados inesperados.

Al incorporar los fotómetros de CDS se produce una mejora en este tema, ya que al tener un ángulo de medición más cerrado, de aproximadamente de 30°, son menos las situaciones conflictivas y también hay más posibilidades de evaluar mejor sobre qué parte de la escena se realiza la medición.

Sin embargo el problema subsiste ya que no estamos midiendo exactamente lo que “ve” el lente sino algo aproximado.

La medición TTL

El problema se resuelve definitivamente al incorporar el sistema TTL, que mide a través del objetivo.  En este caso la medición se realiza verdaderamente sobre la escena a fotografiar y ya no sobre una aproximación más o menos afortunada.  Por otra parte si se coloca un filtro sobre el objetivo la pérdida de luz causada por el factor del filtro va a ser medida por el fotómetro y el incremento necesario en la exposición se realizará automáticamente. Lo mismo ocurrirá al emplear un sistema de aproximación, por ejemplo la merma de luz que implica el empleo de un fuelle o un tubo de aproximación se reflejará en el valor de exposición sin necesidad de calcular esa pérdida, como si habría que hacerlo con un fotómetro no TTL.

Sin embargo, aún en las cámaras con medición TTL hay distintos modos de medición que fueron mejorando su facilidad de uso y precisión como resultado de un proceso evolutivo.

Los modos de medición: 

Homogénea sobre toda la superficie de la imagen: 

Es el modo en que funcionaron los primeros fotómetros TTL, si bien presenta las ya mencionadas ventajas respecto a la medición “por fuera” del lente, la evaluación del contraste de la escena sigue resultando compleja. Con objetivos gran angulares en escenas que no reflejen la luz de un modo homogéneo, como el ejemplo ya mencionado de paisajes con un área grande de cielo, o aun con distancias focales más largas, una bailarina con malla blanca ocupando una pequeña parte de la imagen sobre el amplio fondo negro de un escenario, presentarán dificultades a la hora de determinar el valor de exposición, emplear el valor que indique el fotómetro directamente en muchos casos conducirá a resultados poco afortunados.

Medición ponderada al centro: desarrollado en 1968, estándar en las cámaras actuales

Las dificultades para interpretar la medición homogénea llevaron a Nikon a presentar en 1968 un nuevo modo de medición, en el que el área central de la imagen tiene preponderancia sobre el resultado total. En la pantalla de enfoque se observa un círculo marcado con una delgada línea negra, en ese círculo se concentra el 60% de la medición, en el resto del cuadro se distribuye el 40 % restante.

Esto funcionará como un modo de compensar las diferencias de iluminación en la escena. Por supuesto que también requiere la interpretación del fotógrafo, pero es más fácil obtener resultados consistentes. Es un sistema bastante intuitivo que demanda prueba y error, pero una vez que se le toma la mano es muy preciso y confiable. En general se ubicarán en ese círculo en los valores medios de la escena, eventualmente incluyendo un área menor de las partes muy brillantes o muy oscuras, y si es necesario luego se reencuadrará la composición en el momento del disparo, después de haber establecido el valor de exposición. Los porcentajes de concentración y el tamaño del área central varían entre marcas y modelos, en términos generales este sistema resultó tan eficiente que aún hoy sigue siendo uno de los modos incorporados en las reflex actuales de todas las marcas. Para entrar en detalles hay que consultar el manual de cada cámara y ver las características específicas de cada una, esta descripción corresponde a lo que resulta común a todas. Es un sistema rápido e intuitivo que ofrece un equilibrio entre la rapidez de uso y un buen control del resultado. Muchas Nikon muestran el área de concentración de la medición y especifican el porcentaje de concentración. Otras marcas emplean un sistema semejante pero no muestran el área de concentración y entonces no se sabe a ciencia cierta en qué área se concentra la medición, esto puede resultar en un proceso de prueba y error diferente pero al fin el sistema sigue resultando funcional. En las Nikon actuales se puede variar el tamaño del círculo en el que se concentra la medición en 13, 8 o 6 mm. pero ya no muestran el área correspondiente en el visor y tampoco está especificado el porcentaje de concentración. Personalmente lamento que los manuales no brinden más que descripciones generales poco precisas, y no es fácil conseguir información detallada.

Mi agradecimiento a Enrique López de la excelente página Camaracoleccion.es, por su respuesta a mi consulta y por toda la información que obtuve de allí, en particular los artículos sobre la historia de Exacta, la presentación del Photomic, la NIkon FA y la evolución de las cámaras en general.

Medición matricial o evaluativa:

La medición matricial fue presentada  por Nikon en el modelo FA, que sale al mercado en 1983  la escena es dividida en zonas y se realiza una medición independiente de cada una, esa información luego es procesada mediante software de un modo bastante más complejo que un simple promedio. La cantidad de segmentos o zonas que se miden varían por marcas y modelos, cada una ha desarrollado su propia tecnología y software. La FA contemplaba 5 zonas diferenciadas. Este sistema inicial se ha desarrollado enormemente.

Actualmente Nikon emplea sistemas de 2.016 zonas en la serie D7000 y D610 y de 91.000 pixeles de medición en las D750 y superiores, y tiene en cuenta la composición de color y la distancia a distintos planos de la escena. El sistema equivalente de cada marca recibe diferentes nombres, el Evaluativo en Canon emplea 63 zonas en las 5D y 6D Mark II y 150.000 píxeles en la 7D II.

El sistema matricial automatiza  totalmente la medición de luz, evitando que el fotógrafo deba evaluar la escena y realizar cálculos o compensaciones. Es el modo de medición más rápido y por tanto el más adecuado para las situaciones en que la captura instantánea resulte ser lo más valioso para esa imagen. En prensa, fotografía callejera, deportes, fotografía de fauna, muchas veces será el modo más adecuado. En general los resultados son muy buenos pero el fotógrafo está cediendo el control de la exposición al software de la cámara, sin ninguna participación en la valoración del contraste y sin poder priorizar una parte de la escena sobre otra según su nivel de luminosidad, al elegir el modo matricial confiamos totalmente estas decisiones al software de la cámara. En pocas palabras, es recomendable cuando la captura inmediata de lo que ocurre es más importante que las sutilezas de diseño en la imagen.

Medición puntual:

La medición puntual aparece con la Topcon Unirex de 1969, que ofrece la medición de luz en el área de enfoque de microprismas.

Gradualmente se incorpora en diferentes marcas y modelos y en la actualidad es un estándar en casi todas las reflex. Si bien las particularidades hay que buscarlas en el manual de cada cámara siempre estamos hablando de el 100% de la medición en un área muy pequeña del visor, así es que esta medición resulta muy semejante a la de un fotómetro puntual de mano. Algunas cámaras tienen un punto de medición central fijo y en muchas el área de medición coincide con el punto de enfoque activo, y puede por tanto desplazarse sin modificar el encuadre. Concentrar el 100% de la medición en un área pequeña permite realizar mediciones parciales y establecer cómo se reproducirán distintas áreas de la imagen. En general debe considerarse que el valor indicado será el adecuado para reproducir esa zona con la luminosidad correspondiente al gris medio, así es que sobre ese valor deberán efectuarse las compensaciones que resulten necesarias. Además de la Puntual las Canon actuales presentan una variante de este modo, la medición Parcial, igual que la puntual pero con un área de medición mayor, si bien en esa área se concentra toda la medición. Más allá de la utilidad de establecer la exposición para un área pequeña, debe considerarse la medición puntual como un instrumento para conocer las diferencias de contraste y prever si el rango dinámico de la cámara es capaz de reproducir con detalle la totalidad de la escena.  Esto permitirá adecuar la iluminación cuando resulte posible, y en el caso de no poder modificar la iluminación decidir qué parte privilegiar y qué parte sacrificar, o a veces asegurarse de que determinada zona intencionalmente no registre detalle sea en las luces o en las sombras. En estos términos la medición puntual es un herramienta de diseño, ya no solamente un instrumento para determinar la exposición general.

Un resumen de los modos de medición actuales:

  • La medición matricial o evaluativa automatiza la evaluación de la escena, evita que el fotógrafo deba tomar decisiones sobre la exposición. Es el modo adecuado para las fotos en las que la instantaneidad es más importante que el control del contraste.
  • La medición ponderada al centro, o central, permite un control intuitivo rápido y previsible a la vez. Requiere un proceso de prueba y error hasta conocerlo, es adecuado cuando quiero fotografiar rápidamente pero sin perder totalmente el poder de decisión como en la medición matricial.
  • Medición puntual es el método que brinda mayor información y permite tomar decisiones para estructurar la iluminación y decidir como se reproducirán diferentes áreas de la imagen. Requiere mayor conocimiento y tiempo para evaluar la escena. Adecuado para paisajes, arquitectura y cuando la estética sea el valor principal de la fotografía y la reproducción de luces y sombras determinante.®Carlos Fumagalli

[last_modified_date format=”Y-m-d H:i:s]

[last_modified_timestamp_gmt]

Ir a “Conceptos básicos sobre medición de luz

Ir a “Fotómetros y Medición de Luz”

Ir a “Contraste

Ir a “Rango dinámico”

Ir a “Medición puntual, porqué no tiene sentido hacer promedios”       

 

 

 

 

 

 

 

Ofelia: producción en exterior de estudiantes de la EAF

Produción realizada por estudiantes de la Escuela Argentina de Fotografía, participantes: Lara Blugerman, Ángela Fontana, Catalina Manassi, Micaela Manso,  Rocío Merlo, Mercedes Rodríguez Lima, Nicole Beznosko. Docente Carlos Fumagalli.

Fue un día de lluvia y aunque esto causó incomodidad y dudas simplificó la  iluminación, en un día de sol hubiese sido necesario emplear difusores grandes. La luz fue natural sin intervención. Muchas gracias a Lara Blugerman por su participación como modelo y por brindarnos su casa.

]

 

Para qué sirve Adobe Lightroom

Inscripción abierta para talleres de verano 2018. Fechas a definir, son tres encuentros de 3 hs. de duración. 

A raíz del próximo Taller de Lightroom me están consultando para qué sirve exactamente este programa, aquí va:

Lightroom es un programa de gestión del flujo del trabajo fotográfico. Incluye diferentes módulos que abarcan las etapas necesarias de clasificación y tratamiento de imagen desde la toma digital hasta su uso final.Algunos de estos módulos son semejantes a programas que posiblemente ya conozcas, por ejemplo, el área de clasificación de las imágenes es muy semejante a Bridge, para un fotógrafo Lightroom reemplaza a Bridge con ventajas importantes.

Lightroom incluye el editor de formato raw Camera Raw, el mismo que se utiliza en Photoshop con una interfaz diferente, pueden emplearse pinceles y máscaras.

Para fotografías directas cuando lo que se busca es realizar ajustes de imagen, aclarar u oscurecer una zona, ajustar el equilibrio de color, enfoque, etc. no será necesario abrir la imagen en Photoshop, cuando se requiera trabajar en capas y realizar retoques complejos, Lightroom no reemplaza a Photoshop.

La característica propia de Lightroom es que es una base de datos.

Esto permite la organización y administración de archivos a partir de una criterio lógico ordenado, se evita la duplicación de archivos innecesaria, y posibilita encontrar una foto entre miles instantáneamente sin recorrer las carpetas en las que uno se imagina que tal foto podría llegar a estar… Por supuesto esto no ocurre mágicamente, se conseguirá si el criterio con que se han guardado las fotos es adecuado.

LR ofrece la posibilidad de organizar bien el material, si se emplea mal, también se puede armar un gran lío…

En definitiva Lightroom simplifica el flujo de trabajo del fotógrafo, e incluye en un solo programa tareas que de otro modo pueden requerir emplear dos o tres programas diferentes hasta llegar  a la imagen final.

Un resumen:

  1. Importar desde la tarjeta de la cámara y si se desea convertir el formato nativo a dng en la misma operación. De las fotos que se encuentran en la tarjeta LR distingue las que ya han sido importadas de las que aún no.
  2. Incorporar metadatos durante la importación, datos de toma, gps, palabras clave, esto representa que al ingresar al PC las fotos ya quedan ordenadas y en adelante, cualquier búsqueda resultará muy sencilla.
  3. Una vez realizada la importación, desarrollaremos el flujo de trabajo a través de diferentes módulos, cada uno de estos es equivalente a un programa independiente, al estar contenidos dentro de la misma estructura general se simplifica la manipulación de imágenes.
  4. Lightroom evita la duplicación innecesaria de archivos, podemos crear múltiples versiones de la misma imagen sin duplicar el mapa de bits.
  5. La importación puede realizarse automáticamente desde la toma, esto permite disparar la cámara desde la PC, y la imagen se visualiza inmediatamente en la pantalla del PC, se guarda en la ubicación elegida en el disco duro, y ya clasificada con palabras clave.

Lightroom es un programa complejo, no es intuitivo, si bien algunas funciones pueden descubrirse en la práctica, para obtener un buen resultado es necesario comprender su fundamento y poder configurarlo de acuerdo a cada necesidad.  En el taller desarrollamos los aspectos conceptuales y prácticos que permiten aprovechar los recursos de este programa que una vez asimilado, resulta el camino más simple y efectivo para resolver el flujo de trabajo fotográfico.

 

 

Primera producción del Taller de Modelo – Julio 2013

Algunas fotos de la primera producción en el taller de modelo realizado en julio de 2013. La modelo es Anabel Willie con su propio vestuario. Participaron: Ramiro Elizalde, Mavi Habil, Malu Habil, Nicolás Pereyra, Fernanda Ortiz, Leo Saran, Day Cisneros y Amanda Nara quien propuso la modelo y la idea estética. 

]

Prueba de maquillaje y luz negra en la EAF

Participamos: Jazmine Pérez Paladino, Lula Tavanti, Vickii León, Aladana Belén Espanto, Lourdes Fuhr, Marcos Daniluk, Nicolás Frigerio, Marcos Daniluk, Nacha Serra, Emiliano Covello, Gabriela Bonafuz, Laura Antonelli, Enrique Constantini. El maquillaje más cuidado lo realizó Lula Tavanti a Jazmine y MArcos.  Después ganaron el juego y las manchas.

 

Taller de Modelo para la Escuela de Fotografía Creativa, junio de 2012

Participaron: María Victoria Aranda, Gonzalo Arribas Gandulfo, Mariela Cirer Lesta, Nicolas Dartsch, Lara Echarte, Juan Manuel Laurens, Josefina Madero, Gabriela Perez, Celeste Prezioso, Natalia Celeste Rubinstein, Rocío Saura, Natalia Zaidman y Martina Szklar Boblansky. Dirección: Carlos Fumagalli.

Muchas gracias Nicole Picon, por su muy buen aporte como modelo de esta producción.

Experimentando con luz en movimiento

Primer producción del taller de modelo realizado con alumnos de la Escuela de Fotografía Creativa en Junio de 2012, la creación de la imagen es grupal, las tomas fueron realizadas por distintos alumnos, con mi coordinación y dirección.

Participaron: María Victoria Aranda, Gonzalo Arribas Gandulfo, Mariela Cirer Lesta, Nicolas Dartsch, Lara Echarte, Juan Manuel Laurens, Josefina Madero, Gabriela Perez, Celeste Prezioso, Natalia Celeste Rubinstein, Rocío Saura, Natalia Zaidman y Martina Szklar Boblansky a quien además agradecemos mucho su excelente participación como modelo.

Taller de Modelo para la Escuela de Fotografía Creativa

Una de la sesiones del taller realizado en Octubre de 2011, la creación de la imagen es grupal, el vestuario de… las tomas fueron realizadas por distintos alumnos, participaron: Miguel Angel Aldana Torres, Maitén Borges, Delfina Forster, Ull Richard Galíndez, Angélica García Pulido, Ivana Gutman, Nacha Luna, Maria Luz Márquez Souviron, Martina Nosetto, Patricia Pesch, Lucas Rozada, Miguel Angel Segura González, Lucas Steinhardt.

Producción grupal en la Escuela Argentina de Fotografía

Proyecto grupal de los alumnos de Publicidad del segundo cuatrimestre de 2011 (turno noche) de la EAF. La idea y la realización es grupal partiendo como referencia de la observación de los trabajos del fotógrafo español Eugenio Recuenco, con mi coordinación y dirección.

Participaron: Rocío Fabiano, José Luis Laza, Fernando Casarramona, Cecilia Palmieri, Camila Pintos, Adolfo Llorente, Luciano Póveda, Guillermo Salinas, Albano Spenza, Nicolás Ferreyra Vera, Virginia Verstraeten y  Victoria Daelli.

®Carlos Fumagalli.

Taller de Modelo de la Escuela de Fotografía Creativa

Proyecto grupal de la tercera edición del taller de modelo realizado para la Escuela de Fotografía Creativa, participaron alumnos de segundo y tercer año.  La idea y la realización es grupal con mi coordinación y dirección.

Participaron: Victoria Serebrinsky, Analía Grucki, Tania Arntsen, Juan Ignacio Cantacesso, Mariela Colomietz, Ornella Vanina Gugliotta, Maria Lenharrdtson, María Mercedes Palacio, Casandra Aime Rico, Marcela Evangelina Rogante. Docente: Carlos Fumagalli.

®Carlos Fumagalli.

Toma grupal en la EAF

Proyecto grupal en la Escuela Argentina de Fotografía en el primer cuatrimestre de 2011.

Participamos: Arturo Albornoz Araujo, Rodrogo Alcón Quintanilla, Lara Artesi, Celeste, María Andrea Fiorissi, Camilo Andrés Gómez Gómez, Marcela Idarraga, Agustina Leonetti, Juan Ignacio Martiarena, Andrés Osorio, Lila Rey García, Alexia Roemmers, Natalia Romero, Malte Von Thungen, docente y oordinador, Carlos Fumagalli.

La idea de los besos y de la referencia a fotos de grandes autores fue de Rodrigo Alcón Quintanilla.  La imagen abarca 180º, realizada en 7 tomas que se acoplaron luego.  La iluminación se realizó con dos flashes portátiles combinándola con la luz ambiente.

Taller de Iluminación de Modelo, marzo de 2011.

En el taller de iluminación de modelo que di en marzo de este año, realizamos cuatro producciones muy distintas y que resultaron interesantes.  Las ideas fueron de elaboración grupal, un procedimiento muy rico que hace que cada uno participe en la búsqueda de una estética a la que posiblemente no llegaría sin la participación de los demás. Desarrollamos los temas buscando el modo de llegar a ambientaciones realizables, de costo accesible y que se pudieran implementar en cada sesión de tomas.  Mi agradecimiento a todos los participantes y especialmente a los modelos. También a Prometh que facilitó los flashes de estudio y accesorios empleados en el taller..  El próximo taller comienza el próximo martes 2 de agosto.

La primera producción fue una serie de retratos de dos personas mayores, partiendo de la base de emplear luz dura, alguien trajo como referencia a Charles Platon, aunque luego nos alejamos en el tratamiento,  la puesta de luz partió desde allí.  El siguiente proyecto fue recrear en estudio una escena que remita a los años 40/50, con personajes que representen a dos trabajadores de esa época escuchando por radio una pelea de box. Por último: una escena bizarra entre dos boxeadores de muy distinto tamaño,

Fotómetros y Medición de Luz

Publicado en el número 515 de la revista Fotomundo, de Buenos Aires, en noviembre de 2011.

Cabe aclarar que en rigor la palabra fotómetro define el instrumento que mide la intensidad de la luz y devuelve un valor en lux o footcandels,  las unidades empleadas por los técnicos en iluminación. Cuando a este instrumento se agregan escalas de uso fotográfico con valores de ISO, abertura de diafragma y tiempos de exposición corresponde el uso del término exposímetro.  En la práctica en la Argentina, empleamos la palabra fotómetro para referirnos al exposímetro fotográfico. 

Antecedentes:

Aproximadamente a partir de 1890 se emplearon instrumentos cuyos principios de funcionamiento no tienen relación con el de los fotómetros actuales, de todos modos cabe mencionarlos a modo de antecedente. Actinómetros: instrumentos que permitían medir la intensidad de la radiación solar según la dilatación de una fina lámina de metal, o por el oscurecimiento de un papel sensible a la luz.  Se construyeron actinómetros para uso fotográfico hasta cerca de 1930.  Fotómetros de extinción: Se emplearon durante el mismo período que los actinómetros, su funcionamiento se basa en la reducción del flujo luminoso al pasar por diafragmas o filtros, y la sensibilidad visual para percibir esta intensidad mínima.  Es interesante observar que de este tipo de instrumentos existieron algunos de ángulo muy reducido, equivalentes a los muy posteriores fotómetros puntuales de CDS o a los actuales.

 

Fotómetros de selenio:

En la década de 1930 aparecen los primeros fotómetros de células fotoeléctricas de selenio, su funcionamiento se basa en la propiedad de éste de generar electricidad cuando es expuesto a la luz; un microamperímetro mide entonces la carga eléctrica generada, que es proporcional a la intensidad de la luz recibida. No emplean baterías ya que la electricidad es producida por el selenio al contacto con la luz. Los fotómetros de selenio significaron un avance muy importante y podemos considerarlos como la primera generación de fotómetros modernos.  

La luz reflejada por la escena penetra al fotómetro a través de una abertura grande que generalmente se encuentra cubierta por un vidrio cuya superficie tiene forma de semiesferas para concentrar la luz sobre la placa de selenio. Miden con mucha precisión pero presentan dos limitaciones importantes: Por una parte cuando la intensidad de la luz es muy baja la electricidad generada por el selenio no es suficiente para mover la aguja del instrumento, es decir que no resulta posible realizar mediciones de luz de baja intensidad.

Por otra parte, como la placa de selenio requiere cierta superficie mínima para generar electricidad suficiente, el ángulo de medición es amplio; esto los torna imprecisos para medir luz reflejada, no porque su funcionamiento sea irregular sino porque es difícil determinar con exactitud qué elementos de la escena quedan dentro del área de medición, complicando la evaluación de la luminosidad de la escena respecto al gris medio, que es el patrón con que está calibrado el fotómetro.

Esta característica poco conveniente para medir luz reflejada no causa dificultades cuando se emplean en la medición de luz incidente.  Si no se necesita medir luces de muy baja intensidad son excelentes fotómetros de luz incidente, por esta razón fueron muy empleados por directores de fotografía de cine.  El Sekonic L 398 que había sido discontinuado volvió a fabricarse pues  fue demandado por la industria cinematográfica.

Algunos datos históricos:  

Como ocurre con muchos inventos notables no hay certeza acerca de a quién corresponde considerar el inventor, aquí los primeros fotómetros presentados:

  • 1931: probablemente el primer fotómetro fotoeléctrico fue el Rhamstine Electrophot, por el tipo de celda de selenio que empleaba requería una batería, que en esa época era voluminosa y pesada, esto hacía que todo el aparato fuese incómodo en la práctica.
  • 1932: se presenta el Weston 617, más portable y con el primer dial de cálculo de exposición integrado.  Sin batería.
  • 1933: el Photolux fue el primer fotómetro construido por Paul Gossen en 1933, poco tiempo después fue renombrado como Ombrux, una versión especial para cine fue denominada Blendux.
  • 1937: presentación del AVO-Smethurst, el primer fotómetro de luz incidente.

El método de medición de luz incidente incorporado en 1937 por Philip Smethurst aporta el mejor modo de uso para los fotómetros de selenio, y sigue empleándose en los fotómetros actuales por su sencillez y precisión para muchas situaciones. Con las limitaciones descritas los fotómetros de selenio fueron la única tecnología disponible para medir luz reflejada hasta que la aparición de los fotómetros de CDS  que a partir de 1960 los fueron desplazando progresivamente.

Mi agradecimiento a Ed van der Aa por su respuesta a mi consulta y a James Ollinger por prestar imágenes empleadas en esta nota. Ambos coleccionistas presentan excelente información en sus respectivas páginas, muy recomendables si te interesa la evolución y la historia de los equipos fotográficos.  Entre otros, James tiene un excelente artículo sobre la invención del fotómetro y Ed otro muy completo sobre la historia de la compañía Gossen,

Fotómetros de CDS

Hacia 1960, aparece un nuevo tipo de fotómetro que representa una avance significativo en la medición de luz. En este caso el elemento sensible a la luz es el sulfuro de cadmio o CDS,  éste no genera electricidad al contacto con la luz como el selenio, sino que varía su resistencia eléctrica para conducirla. Según la intensidad de la luz cambia la resistencia al flujo de corriente proveniente de una batería.  La energía para mover el instrumento ya no depende de la intensidad de la luz pues es aportada por aquella.  Esto permite la medición de luz de muy baja intensidad superando la limitación que presentaban los fotómetros de selenio en este sentido.

Por otra parte también se logra reducir el ángulo estándar de medición aproximadamente a 30º para la lectura de luz reflejada, tornando más consistentes los resultados.  Así mismo aparecen los fotómetros puntuales (o “spots”) de ángulo muy reducido de 5º a 1º.

Por qué es tan importante el ángulo de medición de la luz reflejada?

Porque determina la precisión del resultado. Cuando se mide luz reflejada el valor de exposición que devuelve el fotómetro es el adecuado para que la superficie medida se reproduzca con la luminosidad del gris medio del 18%. Es mucho más fácil estimar qué elementos de la escena entran en el área medición con un ángulo más reducido.

En el caso de los fotómetros puntuales, al tener un ángulo muy restringido e integrar un visor para ver exactamente la superficie que se mide, se logra un excelente nivel de precisión permitiendo prever la respuesta del material sensible hasta en pequeñas áreas de la imagen, transformando la medición de luz en un instrumento de diseño, que supera el concepto de “exposición correcta”.  Ya no se trata simplemente de poder reproducir una escena tal como es, sino de tener la información que ayudará a representarla según una intención expresiva.  Naturalmente esto requiere una grado mayor de conocimiento y de práctica: la medición de luz conlleva un proceso de prueba y error hasta tener seguridad acerca del resultado.

En estudio la medición puntual permite ajustar la iluminación con mucho control sobre la imagen final, en exteriores con luz natural generalmente no se puede controlar tanto la iluminación, en estos casos la medición puntual si permitirá tomar la decisión más adecuada privilegiando el área de imagen que resulte más importante. Los fotómetros de CDS presentan también algunas limitaciones: no pueden medir destellos de flash, tienen cierta falta de sensibilidad cromática al azul, y después de medir luz de alta intensidad hay que dejar pasar un par de minutos pues el fotoresistor queda saturado y podría indicar un valor erróneo.

Fotómetros de flash:  

Ni los fotómetros de selenio ni los de CDS pueden medir la intensidad de los destellos de flash. Entre la década del 70 y 80 se emplearon fotómetros especiales para medición de flash, que a su vez no podían medir luz continua.  Así es que era común tener un fotómetro de CDS para medición de luz continua y otro para medición de flash.

 

 

Fotómetros de fotodiodos de silicio.  Medición de luz continua y flash.

Hacia fines de la década del 70 comienzan a aparecer los fotómetros en los que el elemento sensible es un fotodiodo de silicio, esto significa un avance importante, ya que permite la medición de destellos de flash que no era posible en los fotómetros de CDS: con un solo instrumento podemos resolver tanto la medición de luz continua como de flash.  Además tienen mejor sensibilidad cromática al azul y pueden medir luces altas sin tener que esperar intervalos entre una medición y la siguiente.  El diseño exterior y funcional es semejante al de los de CDS.  

 

Pantallas de cristal líquido o TFT en lugar de un instrumento de aguja, memoria y otras funciones

Hacia comienzos de la década del 90 los instrumentos de aguja fueron reemplazados por indicadores digitales en pantallas de cristal líquido, si bien este no es un cambio sustantivo en cuanto al funcionamiento, es importante porque representa una mejora en la resistencia a los golpes, los instrumentos de aguja son mecánicamente delicados y un pequeño accidente podía causar un inconveniente grave.

Por otra parte con la incorporación de micro procesadores también se incorporan funciones como la posibilidad de que el fotómetro memorice varias lecturas, efectúe promedios, indique el valor correspondiente a la exposición para el gris medio a partir de lecturas sobre blanco o negro, etc.  En lo personal me resulta que la tecnología tiende a complicar los instrumentos por exceso de posibilidades, a veces es más complejo usar esas funciones que hacer las operaciones mentalmente.  Bueno, eso ya es cuestión de gustos…   Una función nueva que me resulta interesante es la que presentan algunos fotómetros de gama alta que al medir luz de flash y ambiente combinada, indican el porcentaje correspondiente a cada tipo de luz sobre la exposición total.  Otra novedad que agrega funcionalidad es la inclusión en algunos modelos de un disparador de flash integrado por señal de radio, esto requiere compatibilidad con el receptor de la señal del disparador.

Fotómetros actuales: 

Diseño:

El diseño que se desarrolló a partir de los fotómetros de CDS en términos generales se mantiene hasta ahora.  Podemos diferenciarlos de este modo:

  • Fotómetro de luz incidente y reflejada sin visor, suelen tener el difusor para luz incidente integrado, puede desplazarse o retirarse para medir luz reflejada con un ángulo aproximado de 30º.  Pueden considerarse como el fotómetro básico de estudio. Algunos permiten agregar un accesorio reductor de ángulo con visor.
  • Puntuales o “Spot” fotómetros de luz reflejada de ángulo entre 1º a 5º y visor.  Es importante que muestren el valor de la medición en el visor, algunos solo muestran los datos en una pantalla exterior y esto representa una limitación severa.
  • Combinados de medición incidente y reflejada puntual.  Es la tendencia en los fotómetros de alta gama de los últimos años, un solo instrumento ofrece los dos métodos de medición más útiles, la medición incidente que resuelve en forma rápida y simple muchas situaciones, y la puntual que ofrece el mayor control cuando es necesario.

®Carlos Fumagalli.

 Ir a “Conceptos básicos sobre medición de luz

Ir a ” Fotómetros incorporados a las cámaras, historia y modos de medición actuales”. 

Ir a “Contraste

Ir a “Rango dinámico”

Ir a “Medición puntual, porqué no tiene sentido hacer promedios”       
 

Conceptos básicos sobre medición de luz

Publicado en el número 511 de la revista Fotomundo, de Buenos Aires, en julio de 2011.

La medición de la intensidad de la luz es un paso determinante en la práctica fotográfica -tanto en película como con cámaras digitales- para lograr la exposición adecuada y obtener fotografías de calidad. Esta serie de artículos está pensada para comprender en profundidad la medición de luz empleando fotómetros actuales, tanto incorporados a las cámaras con sus distintas opciones, como los de estudio.  En este primer artículo se desarrollan conceptos básicos acerca de la medición de luz.  En los siguientes se repasará la evolución de los fotómetros a través del tiempo, relacionando las posibilidades técnicas de cada época con el modo de aplicación práctica que posibilita, alternando entre los conceptos teóricos y su instrumentación, este es un camino lógico para entender como se llega a la tecnología actual y cómo emplearla.


Medición de luz reflejada, el gris del 18%

Este es el modo de medición que encontramos integrado a las cámaras, y que también permiten emplear los fotómetros de mano, de los que nos ocuparemos en primer lugar.  Para medir la luz que refleja una escena el fotómetro se orienta desde la cámara hacia la escena. Podríamos preguntarnos:  Con qué criterio el fabricante del fotómetro puede indicar un valor de exposición para una escena que desconoce? ¿cómo determinar la exposición conveniente sin saber si lo que se va a fotografiar es claro u oscuro?  La solución es que el fotómetro indique la exposición adecuada para reproducir la luminosidad correspondiente al gris medio de una escala de 11 valores de negro a blanco, el negro corresponde al valor 0 y  el blanco al 10, el gris medio entonces equivale al valor 5.

Supongamos que tenemos que fotografiar una escena que refleja un rango de luminosidad desde 0 (negro) hasta 10 (blanco) y una gama amplia de valores intermedios.  Aquí aparece un nuevo concepto, la carta gris del 18% que representa el valor medio de la escala antes mencionada.

La carta gris del 18% es el patrón de calibración de fotómetros de luz reflejada:  esto quiere decir que midiendo sobre la carta de gris, la exposición que indique el fotómetro será la adecuada para reproducirla con la luminosidad que le corresponde.  Pues bien, si el gris se reproduce tal como es, con la misma exposición el blanco que refleja más luz registrará más información en el material sensible -tanto sea en película como en un sensor de una cámara digital- y se registrará proporcionalmente más luminoso, como blanco.  Por el contrario las áreas oscuras de la imagen que reflejan bajos porcentajes de luz registrarán menos o ninguna información y se reproducirán como gris más oscuro o negro.  Los valores intermedios registrarán su valor de luminosidad proporcionalmente a la intensidad de luz que reflejan en la escena. Es decir que al medir la intensidad de iluminación del gris medio los demás valores se “acomodan automáticamente” en su lugar. (foto superior)

También podemos expresarlo de este modo: al graduar la exposición para reproducir el gris medio, está quedando disponible la mitad de la capacidad -del sensor o de la película- para registrar las sombras y la otra mitad para registrar las luces.  Esto ocurrirá siempre y cuando se esté midiendo sobre la carta del gris medio o una escena cuyo promedio de luminancias resulte igual o próximo al gris medio.  Sin embargo es importante comprender que el fotómetro solo mide luz, no interpreta la escena: si medimos sobre una pared blanca indicará la exposición adecuada para que el blanco se reproduzca como gris medio, resultando en una subexposición.  Si medimos separadamente una carta gris y una hoja blanca iluminadas con la misma intensidad observaremos que la diferencia de reflexión entre ambas es de 2 1/3 de EV, esto es constante. Es decir que al medir luz reflejada sobre un plano blanco el fotómetro indicará un valor de exposición 2 1/3 por debajo del correcto; para que el blanco se reproduzca como blanco, deberemos aumentar la exposición en 2 1/3 EV sobre el valor que indicó el fotómetro. Del mismo modo, si con un fotómetro de luz reflejada medimos una superficie negra el fotómetro indicará la exposición necesaria para reproducir el negro como gris medio, resultando en este caso en una sobre exposición, para compensarlo deberíamos disminuir la exposición en 2 2/3 EV sobre la indicada por el fotómetro.

Al medir luz reflejada:

  • Sobre una carta gris del 18%, o una escena equivalente se emplea la exposición indicada por el fotómetro sin ninguna compensación.
  • Sobre una superficie blanca: aumentar la exposición en 2 1/3 EV
  • Sobre una superficie negra: disminuir la exposición 2 2/3 EV

Observemos que el ángulo de medición de un fotómetro de luz reflejada es crítico al momento de a interpretar la información que brinda.  De acuerdo al tipo de fotómetro puede resultar difícil determinar qué elementos de la escena quedan dentro del área sobre la que el fotómetro realiza la medición, y esto puede resultar un factor de imprecisión, no porque el instrumento mida mal, sino porque no se puede saber con exactitud qué es lo que se está midiendo.  Al recorrer  la evolución de los fotómetros a través del tiempo veremos cómo este es un factor importante en su desarrollo.

Promedio de luminancias:

Se ha observado que muchas escenas fotográficas reflejan entre las áreas oscuras, medias y blancas un promedio cercano al 18% de la iluminación que reciben. En estos casos un fotómetro de luz reflejada brindará una exposición adecuada para la reproducción de la escena, ya que el promedio de luz reflejada por esta coincide con la calibración del fotómetro para reproducir el gris medio.(foto inferior)

 Sin embargo también se presentan situaciones en las que la luminosidad de la escena no se corresponde con la del gris medio. Por ejemplo si fotografiamos a una persona sobre un fondo blanco, el conjunto de la escena refleja mucha más luz que el gris medio, pero el valor de exposición que indique el fotómetro reproducirá la escena con la luminosidad de aquél, es decir mucho más oscura de lo que es en realidad, resultará una foto subexpuesta. (foto derecha)   El fotómetro no puede distinguir si está midiendo una escena clara o una carta gris iluminada con mayor intensidad, esto debe hacerlo el fotógrafo.  Como se mencionó antes, para compensar este error debe aumentarse la exposición en 2 1/3 EV.(foto izquierda)

 

Si fotografiamos ahora sobre fondo negro, el fotómetro incluirá en la medición una gran superficie del fondo y llevará la exposición a un valor que registre el negro como gris medio, produciendo una sobre exposición.

Para corregirlo disminuimos la exposiciciòn en 2 2/3 EV

 

Estas escenas requieren la interpretación del fotógrafo para lograr una exposición adecuada.  Para interpretar la escena el ángulo de medición será un factor determinante: en este último ejemplo, cuánto entra de la superficie negra en la medición? si el fotómetro no tiene un visor no podremos saberlo, pero en cualquier caso un ángulo amplio resultará más “peligroso” en el sentido de inducir a errores más fácilmente. Acercarse a la escena para medir lo que verdaderamente nos interesa es el primer recurso para resolver la situación, si el área de medición del fotómetro incluyera la ropa gris del modelo y una pequeña área de fondo negro la exposición resultaría más adecuada ya que el promedio se aproximaría al gris medio.

Medición de luz incidente:

Hay además otro método para medir la intensidad de la luz: en vez de medir cuanta luz refleja la escena se medirá cuanta luz llega hasta ella, es decir la luz incidente. Para esto el fotómetro tiene que estar equipado con un difusor, generalmente es una semiesfera blanca que cubre la abertura por la que penetra la luz al instrumento. Esta semiesfera llamada “calota” cumple dos funciones, por una parte captará la luz proveniente de todas direcciones. y por otra solo dejará pasar al sensor el 18 % de la luz que incide sobre ella.  De modo que la medición de luz incidente es equivalente a medir luz reflejada sobre la carta gris del 18%. El fotómetro se colocará en el lugar de la escena que queremos medir y para determinar la exposición usualmente se orientará hacia la cámara, aunque esto depende de la dirección de las fuentes de luz.

Al medir de este modo, evitamos el tener que ocuparnos de comparar la luminosidad de la superficie medida respecto al gris medio, ya que no estamos midiendo la luz reflejada por la superficie a fotografiar, esto representa a la vez la mayor ventaja de la medición incidente y también su mayor limitación.  Si medimos con luz incidente una escena más clara o más oscura que el gris medio, como la reflexión de las superficies del sujeto no se tienen en cuenta no influirán en la medición y no habrá que compensar el valor indicado sino emplearlo directamente.  Evidentemente es más simple que medir la luz reflejada y compensar las diferencias de luminosidad entre el gris medio y la superficie medida.  La medición incidente puede considerarse un método muy simple, rápido y preciso para muchas situaciones.  Sin embargo tal simplicidad se obtiene prescindiendo de la información sobre la luz que refleja el sujeto, ni más ni menos que lo que va a ser fotografiado,  y en algunas situaciones esa información es necesaria. Por ejemplo:  cuando el sujeto tiene un alto contraste – supongamos una modelo con pantalón negro y blusa blanca -con luz incidente solo mediremos las diferencias de la intensidad de luz que llega a cada parte de la escena,  pero sin tener en cuenta si la superficie es blanca o negra, mientras que la medición de luz reflejada combinaría ambos factores.

Mi agradecimiento a la modelo Natee Romera y a Federico Guevara por su participación en las fotos.

Un resumen:

  • Los fotómetros de mano no están pensados para tomar decisiones en lugar del fotógrafo, sino para brindar la información que este necesita para exponer según su criterio lo que más convenga para una situación determinada.
  • Con la medición de luz reflejada se obtiene más información, esto permite un control más exhaustivo de la iluminación de la escena pero su empleo es más complejo.
  • La medición de luz incidente es más simple pero en algunos casos la  información que brinda no resultará suficiente para tomar la decisión adecuada.

®Carlos Fumagalli. – www.taller.carlosfumagalli.com.ar

Ir a “Fotómetros y Medición de Luz”

Ir a ” Fotómetros incorporados a las cámaras, historia y modos de medición actuales”. 

Ir a “Contraste

Ir a “Rango dinámico”

Ir a “Medición puntual, porqué no tiene sentido hacer promedios”

 

Clima de iluminación natural con flash portátil

  En un taller de ilumnación con flash portátil en la Escuela de Fotografía Creativa, se planteó crear una iluminación que reprodujera el clima de una entrada de luz natural a través de una ventana.  Para ello empleamos un gran difusor de tela y dos flashes portátiles.

La ventana recibía luz directa de sol, que iluminaba el marco con un una intensidad que no hubiésemos podido controlar, mientras que el fondo con áreas de sol y sombra  complicaba la imagen, así es que optamos por colocar un difusor de tela del lado exterior de la ventana para cubrir esa entrada de sol directo y unificar el fondo.

En el interior montamos un difusor horizontal de unos dos metros de largo como formando un techo de tela blanca por detrás de la modelo, y este difusor fue iluminado por los dos flashes, uno de cada lado.

Ver todas las entradas de la categoría flash portátil

Gracias Néstor!

Desde la primera sonrisa que me despertó cuando en su acto de asunción como Presidente afirmó con sus manos el bastón de mando, tan formal, y después mostró que podía ser un objeto de alegría, haciendo un par de malabares con el bastón en el aire.

Y estábamos en un momento tremendo, después de 8 años de Menem, con el país endeudado con una deuda fraudulenta generada en la dictadura, aceptada por Alfonsín por debilidad o inoperancia, o por imposibilidad pero aceptada carajo, falsa porque ese dinero jamás llegó a todos, impagable porque hipotecaba la vida de todos, pagaré de sometimiento al neoliberalismo, de destrucción del Estado, de venta deshonesta del ahorro del país, de frivolización impúdica de  la vocación política.

Y el tipo con humor mandó: ojo al bastón!

Esto hubiese sido una pavada si no lo hubiera refrendado con las acciones de gobierno que ejecutó después.

Y después le ordenó al comandante en jefe de ejército que descuelgue los cuadros de los dictadores de un lugar honorífico.  Nada más, ni nada menos, para empezar.

Es que nadie había tenido las pelotas para hacerlo: ordenarle al Jefe del ejército que saque el retrato de esos tipos que no eran honorables de un lugar previsto para honores.

Al comenzar su mandato dijo: Me conformaría con que cuando me vaya de este cargo me digan:  Gracias Néstor.

Después hizo lo que dijo que iba a hacer, y lo que hizo fue recuperar la ética, la economía, redujo la deuda eterna, reconstruyó la veracidad de la Corte Suprema, generó trabajo, vinculó a la Argentina con sus pares Latinoamericanos, y resucitó el diálogo político en la Argentina, que venía del “que se vayan todos” y de los políticos actuando en la televisión como imbéciles entretenedores de los dormidos.

No soy capaz de expresar los cambios que este gran tipo logró en cuatro años de gobierno. Y después Cristina, que triplicó la apuesta.

De lo que yo recuerdo, del 70  hasta acá (yo tenía 15años)  Néstor y Cristina, son sin más, lo mejor que logramos en la Argentina, y además son buenos.

Gracias Néstor y contá conmigo Cristina.

Nada más: Gracias Néstor!  Y seguimos.

Todo está grabado en la memoria,

Sueños de la vida y de la historia,

Todo está clavado en la memoria,

Espina de la vida y  de la historia,

León Gieco.

Abrazo a todos los argentinos!

Carlos Fumagalli.

Fotografía de latas de gaseosas sobre hielo en la EAF

Publicado en el número 503 de la revista Fotomundo, de Buenos Aires, en noviembre de 2010. Realizamos estas tomas en clase con los alumnos de Publicidad de la Escuela Argentina de Fotografía.

Fotografiar bebidas sobre hielo es un tipo de toma complejo, que requiere preparación. Los elementos: El recipiente para contener el hielo tiene que ser adecuado en tamaño y forma, y además permitir el paso de luz.  Una bandeja de vidrio hecha a medida es la mejor opción.  Facundo Faría, alumno de la escuela, se encargó de  fabricar una de aproximadamente 40x50x10 cms.  Los vidrios se compran cortados a medida y se pegan con silicona, no es algo demasiado complejo ni costoso.  Por otra parte muchas vidrierías aceptan realizar este tipo de trabajos y pueden entregar la bandeja lista. Mesa: una mesa de vidrio o simplemente un vidrio de grosor adecuado montado sobre caballetes será lo conveniente para apoyar la bandeja. Columna, trípode, o soporte para la cámara: Sostener la cámara de modo cenital, es decir con el eje del objetivo perpendicular al piso, requiere un soporte adecuado.  En el estudio de la Escuela disponemos de una columna de estudio que facilita el encuadre cenital, este accesorio grande y costoso no es muy común,  algunos trípodes permiten colocar la columna central (la que habitualmente se emplea para ajustar la altura de la cámara)  paralela al piso, esta es una buena prestación si estás pensando en comprar un trípode.  Otra posibilidad muy usada en estudio es emplear una buena columna de ampliadora sobre la que puede montarse el cabezal del trípode, esta puede resultar una excelente opción económica buscando alguna ampliadora antigua cuya columna esté en buen estado. El hielo: En la imagen final resultará importante lograr que el hielo tenga aspecto cristalino, esto dependerá por una parte del hielo que utilicemos y por otra de la iluminación.  El mejor hielo es el de barra producido en forma industrial, este es completamente cristalino y roto en pedazos irregulares da una muy buena imagen, como este no es muy fácil de conseguir utilizamos el que se vende en las estaciones de servicio, que también da una buena imagen.  El hielo casero en general no es aconsejable pues contiene aire y suele ser más opaco, poco transparente. Aspecto de frío de las latas. Para que en la imagen las latas se vean muy frías antes de utilizarlas las barnizamos con barniz mate, esto asegurará el aspecto de empañado que produce el frío.  Las gotitas se crean salpicando glicerina mezclada con muy poca agua, para salpicar gotas sobre una superficie grande podría resultar práctico un rociador, pero para las latas mojando un cepillo de dientes en la glicerina y haciéndolo salpicar llevando las cerdas hacias atrás y soltándolas de golpe resultará  más controlable.  En la toma de Heineken empleamos un producto especial para lograr “escarcha fotográfica”, es una especie de sal que al contacto con el agua se hincha y se vuelve cristalina tomando el aspecto de la escarcha.  Es un productio italiano difícil de conseguir, pero creo que algo semejante se emplea para los cultivos hidropónicos, esas bolitas que se ven transparentes que dentro de un frasco con agua. Montaje y encuadre: Es el momento de colocar el hielo en la bandeja, ubicar las latas ya barnizadas, aplicar las gotitas, acomodar latas y hielos para formar una composición bien resuelta, encuadrar y enfocar.  Mejor hacerlo con cierta rapidez: el hielo se derrite y pone un límite al tiempo disponible. Iluminación: La iluminación del hielo la realizamos desde abajo, a traves del vidrio y del hielo, empleando un flash de estudio con una caja de luz del tamaño apropiado.  Para iluminar las latas emplearemos otro flash con una caja de luz desde arriba, se buscará la mejor posición teniendo en cuenta que el reflejo de la caja sobre las latas resaltará la forma cilíndrica, ayudando a dar volumen a la imagen, al mismo tiempo que destacará la marca. Medición de luz: La luz se refractará al atravesar los trozos de hielo,  algunos producirán el efecto de lentes y concentrarán gran intensidad de luz en determinadas partes, mientras que otras áreas permanecerán en un nivel de exposición menor.  En este caso la medición de luz reflejada nos brindará información más precisa que la medición de luz incidente.  Si se dispone un un fotómetro puntual, se podrá calcular la exposición con máxima previsibilidad.  En la clase empleamos un Minolta Spot Meter IV, con el que medimos desde el eje del la cámara, esto es importante ya que desde otra dirección podría haber una diferencia notable entre lo que efectivamente medimos y lo que la cámara registrará.  Antes de medir evaluamos el conjunto de la escena, y elegimos algunos de los puntos más brillantes, en ellos realizaremos la medición. (ver en la foto 2) Este valor de los  puntos más luminosos de la escena es importante porque determinará el límite de exposición de las altas luces.  En nuestro caso fue de f: 45 1/3, dado que es una medición de luz reflejada, si expusiéramos con este valor se reproducirían estos puntos  con la luminosidad del gris medio, para llevarlo a blanco debemos abrir el diafragma 2 1/3 y exponer en f:22. Conociendo este valor podemos graduar ahora la intensidad del flash superior para el mismo nivel de exposición, medimos luz reflejada sobre la lata en un área en la que consideramos que la luminosidad es equivalente a la del gris medio, y graduamos la potencia del flash superior hasta llevarla a una lectura de f: 22.  Esto es todo, estamos en condiciones de realizar la toma. Post producción: Seguramente resultará necesario ajustar parámetros en la imagen para lograr el mejor resultado.  Realizamos las tomas en formato raw, ajustamos exposición, nivel de negros, contraste y claridad en Camera Raw, y luego en Photoshop, recortamos las latas para separarlas del hielo y poder ajustar curvas en forma independiente para el hielo y las latas. El resultado final es bastante adecuado para una producción realizada en clase, si bien algunos detalles podrían mejorarse, creo que es un buen punto de partida para comprender los elementos que están en juego al realizar este tipo de producción. ®Carlos Fumagalli.

Aproximación a La Maja Desnuda, un ejercicio de iluminación en la EAF.

Publicado en el número 509 de la revista Fotomundo, de Buenos Aires, en mayo de 2011.

Entre los ejercicios que realizamos en el primer cuatrimestre en la Escuela Argentina de Fotografía, Guillermo Camacho, alumno de la materia Publicidad propuso recrear fotográficamente la pintura de Goya La Maja Desnuda.  El interés del ejercicio no estaba en una recreación literal sino en el estudio de la iluminación, así es que  con el viejo sillón del estudio de la escuela y algunos elementos que trajeron los alumnos improvisamos un diván que permitió la pose de la modelo, aunque no muy semejante al original, cumplió su función.

La pintura combina una luz suave sobre el cuerpo que sin embargo proyecta sombras duras, y se recorta sobre la modelo sin incidir sobre el fondo oscuro, a la vez que sobre el pecho se destaca un resplandor alto casi puntual.  Asocio esta luz con la que podría llegar desde un ventanal vertical amplio por el que pasara la luz del sol a través de una cortina traslúcida, naturalmente que en la pintura la luz es una interpretación del artista y la concordancia entre la calidad de la luz y la textura es parte de la obra, sin las limitaciones que impone la luz real a la iluminación fotográfica.

Decidí emplear una caja de luz tipo strip a la izquierda para cubrir la superficie del cuerpo, sin embargo esta no recortaría la luz sobre el fondo que debía mantenerse oscuro.  En el estudio de la Escuela tenemos unos paneles de telgopor de 2×2 mts.  con estos armamos un pasillo por el que hacer llegar la luz de la caja a la escena,  si “el pasillo” resultaba suficientemente largo se lograría el recorte de luz.

Por otro lado con esta iluminación suave no produciría el resplandor sobre el pecho, es más: inevitablemente el nivel de iluminación sería más alto en los pies que en la cabeza por proximidad a la fuente de luz.  Pienso entonces en emplear un fresnel desde la misma dirección para crear este resplandor, cerrando suficientemente el haz de luz.

Por último agregamos un tercer flash  para crear el efecto de luz suave que recorta  sobre el fondo.  En la galería puede verse el progreso de la ilumianción al agregar cada lámpara y por último un ajuste mediante entonados.

Mi agradecimiento a la modelo Melina Balbuena por su excelente trabajo.

Ir al sitio de Melina Balbuena

®carlos fumagalli

.

 


 

 

Obturación y sincronización del flash.

Publicado en el número 506 de la revista Fotomundo, de Buenos Aires, en febrero de 2011.

[TOC]

La sincronización del flash consiste en que el destello se produzca cuando el obturador se encuentra completamente abierto y el sensor activo.

Las cámaras reflex poseen un obturador de cortina, la función del obturador es dejar pasar la luz hasta el sensor sólo durante el tiempo establecido.  Esto se logra mediante un sistema de dos cortinas que cierran (obturan) el paso de luz hasta el sensor.  Para ello una primer cortina abre el paso de luz proveniente del objetivo y cuando transcurre el tiempo seleccionado la segunda cortina lo cierra. Esto es posible mientras el tiempo de exposicición sea suficientemente largo.  Por ejemplo, si el tiempo durante el cual el sensor recibirá la proyección de luz es de 1 segundo, la primer cortina abre, transcurre algo menos de 1 segundo, y la segunda cortina cierra.

En tiempos de obturación muy cortos, la segunda cortina comienza a cerrar antes de que la primera llegue al final de su recorrido, de no ser así, el sensor recibiría una exposición más larga que la seleccionada.  En estas condiciones (generalmente velocidades más cortas de 1/200 de segundo) la ventana a través de la cual ingresa la luz  al sensor nunca se encuentra completamente descubierta al mismo tiempo: durante la obturación siempre hay una parte del área cubierta por las cortinas y naturalmente lo que está tapado no se registraría en la imagen. Cuanto más breve sea el tiempo de obturación menor será el área descubierta simultáneamente.

Por otra parte, en las cámaras digitales la obturación mecánica se combina con la actividad del sensor, ya que a diferencia de la película el sensor puede estar activo o no:  entonces para que la luz del flash sea registrada la ventana a través de la cual llega la luz debe estar completamente descubierta y el sensor activo. Esto es lo que determina la velocidad más corta a la que es posible sincronizar el flash. (sin considerar en este momento la sincronización de alta velocidad que ofrecen algunos sistemas, esa es una función especial)

Al apretar el disparador la cámara envia al flash un impulso eléctrico que lo hace destellar en el instante preciso.  El contacto eléctrico entre la cámara y el flash se encuentra en la zapata de la cámara donde se acopla el flash.  Algunas cámaras poseen una ficha para enchufar un cable de sincronización entre la cámara y el flash.  Esto se emplea sobre todo con flashes de estudio, sin embargo es importante asegurarse de que ambos sean compatibles: algunos flashes antiguos pueden dañar seriamente a las cámaras digitales.  Este es un punto difícil, ya que los fabricantes de cámaras no brindarán ninguna otra información más que si se emplea cualquier flash de otra marca se puede dañar la cámara.  Debe consultarse con un técnico antes de conectar mediante el cable o el contacto de la zapata un flash no original a una cámara.  El problema radica en el voltaje que circula entre la cámara y el flash; en las cámaras antiguas no había necesidad de compatibilizar cámara y flash y por tanto no hubo normas de compatibilidad, cada fabricante de flashes hizo lo que le resultó conveniente en términos técnicos.  Desde hace unos 10 años los flashes han normalizado su voltaje y sulen ser compatibles con las cámaras digitales, de todos modos ante la duda confirmarlo siempre antes de conectarlo.

Los sistemas de sincronización por fotocélula, infrarojo y radio que se detallan abajo no presentan ningún riesgo ya que no hay contacto eléctrico entre cámara y flash.

Sincronizar más de un flash.

Cuando se ilumina con con más de un flash todos deben disparar en sincronización, tanto sea con flashes de estudio como portátiles.   El primer sistema que se empleó, actualmente es desuso,  fue conectar todos los flashes mediante cables de sincronización, cada uno tenía su propio cable que se conectaba a una ficha múltiple y ésta a la cámara, era engorroso y muchas veces algún flash quedaba sin disparar.

Cabe resumir la diferencia entre los diferentes modos inalámbricos de sincronización y control, las fotocélulas son un sistema ya estandarizado desde hace años, mientras que el sincronizador por radio y los sistemas de control son más recientes.

Fotocélulas: Las fotocélulas son pequeños dispositivos sensibles a la luz que se conectan al cable de sincronización de un flash, al detectar el destello de otro flash, hacen disparar el flash al cual están conectadas.  Casi todos los flashes de estudio las tienen incorporadas y algunos portátiles también, es una muy buena prestación que el flash contenga la fotocélula en su construcción.  Un modo de emplearlas es hacer destellar el primer flash mediante el cable de sincronización y los demás por fotocélula.   Sin embargo el cable nunca es cómodo, otro modo es usar en la zapata de la cámara un flash portátil en modo manual a la mínima potencia y dirigido de tal modo que no llegue a iluminar la escena, sino que solo active las fotocélulas de los flashes de estudio.  Para esta función también puede emplearse el flash incorporado a la cámara si es que permite emplearlo en modo manual y graduar su potencia, esto es posible en todos los modelos de cámaras Nikon y en la 7D de Canon.   Ya que el flash incorporado no puede orientarse en una dirección distinta al objetivo  y crearía reflejos o relleno de luz en la escena, conviene colocar una pequeña cartulina blanca para orientar la luz hacia arriba y que el rebote active las fotocélulas.  No puede emplearse para iniciar la secuencia un flash portátil en modo TTL ya que el predestello de control hace destellar a los flashes de estudio y quedan fuera del tiempo de sincronización. Independientemente de cómo se hace destellar el primer flash, un inconveniente que puede ocurrir es que la luz de este no llegue hasta la fotocélula, en ese caso se emplea un espejo o pantalla para hacer llegar suficiente luz  o se reacomoda la luz del flash principal.  Una desventaja de las fotocélulas es que cualquier destello de flash disparará los nuestros, si son muchas las personas que toman fotos, por ej. en una fiesta, esto podría representar una dificultad seria.

Destelladores infrarrojos: Son pequeños flashes cubiertos por un filtro infrarrojo que se colocan en la zapata de la cámara, no afectan la imagen ya que ni las películas ni los sensores digitales son sensibles al infrarrojo pero si activan las fotocélulas de los flashes remotos.  Es un sistema simple y de buen rendimiento.

Radio disparador: Es  un sistema inalámbrico para disparar en sincronía uno o más flashes.  Está conformado por un dispositivo emisor y uno o más receptores.  Se coloca en la zapata de la cámara el emisor, al disparar la cámara aquél enviará una señal de radio y el receptor conectado al flash lo hará destellar. El sistema tiene mucho más alcance que las fotocélulas,  puede hacer destellar un flash a través de una pared u otros objetos opacos, y no hay problemas de ubicación y llegada de luz hasta el receptor comparándolo con las fotocélulas.  Por otra parte, si se trabaja en un lugar público, los destellos de flashes de otros fotógrafos no afectarán nuestro sistema.   Hay marcas de alto precio y rendimiento, y otros (generalmente de origen chino) muy accesibles,  de menos alcance y precisión pero que cumplen su función en la mayoría de los casos.   Estos están popularizando su empleo.  A veces se producen diferencias entre el tiempo de sincronización más corto que permite la cámara y el que permite el radio, por ejemplo, la cámara puede sincronizar en 1/200 pero si se emplea este tiempo con un radio los flashes no sincronizan correctamente, reduciendo la velocidad a 1/100 el inconveniente se soluciona.

En principio se requiere de un receptor para cada flash, sin embargo en estudio puede emplearse un radio para sincronizar un flash y cuando este destella activa a los siguientes por fotocélula. La sincronización por radio es universal, permite disparar flashes de distintas marcas y modelos, tanto portátiles como de estudio, y no requiere compatibilidad entre los flashes que se estén empleando. Esta característica implica la ventaja de poder utilizar flashes antiguos o muy sencillos y de bajo costo.  Para la iluminación controlada con flashes portátiles lo verdaderamente importante será que los flashes a emplear dispongan de la posibilidad de graduar la potencia y el ángulo de iluminación.

La única función es de los sincronizadores por radio es disparar los flashes externos en sincronización, no permitirán controlar otras funciones del flash. Nota: A pesar de ser un sistema universal pueden presentarse incompatibilidades entre determinadas marcas de radio y marcas/modelos de flash.  Antes de comprarlo es conveniente asegurarse del funcionamiento con los flashes que se van a emplear.

Sistemas de control a distancia incluídos en el flash:

Los sistemas de control inalámbrico incorporados a algunos flashes portátiles de última generación como el sistema Nikon CLS,  solo funcionan con cámaras y flashes compatibles de la propia marca y algunos de terceros, no con flashes de estudio, ni con cámaras o flashes de la propia marca anteriores al sistema. No solamente sincronizan el disparo, sino que permiten la medición de luz TTL inalámbrica y controlar desde el flash puesto en la cámara el modo de medición de luz y la potencia de varios grupos de flashes remotos independientes entre sí.

Se requiere un flash maestro que emitirá las órdenes desde la cámara y uno o más flashes remotos que las ejecutarán.  En algunos modelos de cámaras el flash integrado incluye el dispositivo controlador para dos grupos de flashes externos independientes.  (Nikon D-80 y superiores, la D-70 permite controlar un solo grupo de flashes)  El flash controlador puede participar en la iluminación o funcionar solo como emisor de órdenes sin iluminar la escena.  Los destellos de flashes de otros fotógrafos no afectarán los nuestros, y se dispone de diferentes canales de comunicación para evitar conflictos. Aquí una tabla comparativa con las características principales de cada sistema:

Fotocélulas Destellador infrarrojo Sincronizador por radio Control inalámbrico de cada marca
Comunicación Destello en tiempo real Destello en tiempo real Señal de radio Predestellos de flash
Integridad Cualquier destello hace disparar nuestros flashes Cualquier destello hace disparar nuestros flashes Otros destellos no afectan nuestro sistema Otros destellos no afectan nuestro sistema
Alcance Debe llegar el destello del flash principal hasta la fotocélula Debe llegar el destello del flash infrarrojo hasta la fotocélula De 10 a 100 mts. dependiendo de marcas y modelos La señal atraviesa obstáculos como paredes u objetos Deben llegar los predestellos del flash principal a los flashes remotos
Compatibilidad Universal Universal Universal Solo los flashes y cámaras diseñados para el sistema
Funciones Disparar flashes externos en sincronización con la cámara Disparar flashes externos en sincronización con la cámara Disparar flashes externos en sincronización con la cámara Disparar flashes externos en sincronización con la cámara – Medición de luz TTL inalámbrica– Controlar desde la cámara el modo de medición, la compensación del destello en los modos automáticos,o la potencia en modo manual de hasta en tres grupo s de flashes independientes
Costo Amplia gama de precios desde modelos  económicos Amplia gama de precios desde modelos  económicos Si la cámara posee el controlador en el flash integrado, el sistema estará disponible al emplearse con el flash más económico de la línea

®carlos fumagalli

Taller de fotografía de producto: Chop de cerveza

Fotografiar un chop de cerveza, con el aspecto de estar helado y el nivel de luz adecuado através del líquido es un buen ejemplo para el tratamiento de bebidas en general.  En el Taller de abril de 2010 realizamos esta práctica, con cerveza blanca y negra, desarrollando la toma paso a paso y llegamos a un buen resultado, si bien en una toma comercial se ajustarían más detalles. (para ver la galería con fotos verticales puede convenirte pulsar F11, para entrar y salir del modo pantalla completa de tu navegador.)

®carlos fumagalli

Taller de producto, naturaleza muerta, picada, quesos.

Realizamos esta producción en el taller de fotografía de productos de marzo del 2010.    En la galería se puede ver el esquema de iluminación y variaciones que producen cambios de clima en la imagen.

(para ver la galería con fotos verticales puede convenirte pulsar F11, para entrar y salir del modo pantalla completa de tu navegador.)


Modo de Operación Flash Nikon SB 900 – Parte 2

Modo de repetición o Estroboscópico:

  • · RPT: modo de repetición o estroboscópico, el flash destella la cantidad de veces que se programe dentro de la misma exposición, se gradúa el intervalo entre un destello y el siguiente y la cantidad de veces que el flash destellará.  La exposición es manual y se puede graduar la potencia del destello. Hay límites en la potencia máxima, la frecuencia y la cantidad de destellos para evitar el recalentamiento del flash.
  • Los objetos en movimiento se registrarán en una posición distinta en la imagen según dónde se encuentren en el instante de cada destello.

Para operar en el modo RPT:

  1. Apretar el botón Mode seleccionar el modo RPT
  2. Apretar F1 para seleccionar la potencia y establecer el valor.  El máximo admitido es 1/8 para proteger el flash del recalentamiento.
  3. Apretar F2 para establecer cuántas veces destellará el flash.
  4. Apretar F3 para establecer la frecuencia HZ que determinará el intervalo de tiempo entre un destello y el siguiente.

 

Si se establece una frecuencia alta por ej. 100 Hz. no significa que el flash destelle 100 veces en la exposición, sino que el intervalo entre un destello y el siguiente tendrá la duración adecuada para que “quepan” 100 destellos en un segundo. Es el modo en que se establece el intervalo entre los destellos.  Si se va a fotografiar un objeto que se mueve muy rápidamente convendrá una frecuencia alta, si el movimiento es lento, un frecuencia baja.

Para establecer la potencia puede medirse la exposición con un fotómetro, o sino ubicar el sujeto a la distancia que aparece en la pantalla que es la que corresponde para una exposición correcta para esa combinación de:

potencia / ISO / diafragma / ángulo de iluminación

  • Cuando se cambia alguna de estas variables la indicación de distancia corresponderá a la nueva combinación.
  • Al calcular la exposición habrá que tener en cuenta que los objetos que permanecen en el mismo lugar reciben la suma de destellos, los que se mueven reciben un destello en cada nueva ubicación.
  • Existe un límite en la cantidad y frecuencia de destellos para evitar que el flash se recaliente, ver en el manual pag. -D18
  • Cuando se emplean objetivos con CPU el valor de diafragma es comunicado desde la cámara al flash.
  • Cuando se emplean objetivos sin CPU debe establecerse manualmente el valor de abertura en el flash, para esto mantener apretado F3 hasta que quede seleccionado el valor de abertura, establecer el valor con la rueda y pulsar OK.  El valor de abertura se muestra subrayado para indicar que el objetivo no está comunicado a la cámara.

 

 

Importante: El tiempo de obturación debe ser suficientemente largo para que “quepan” los destellos según la frecuencia y cantidad de destellos establecida.

Por ej. si se establece una frecuencia de 2 hz. (esto significa que el flash disparará dos veces en un segundo) para realizar dos disparos, la separación entre un destello y el siguiente será dei 1 segundo, si el tiempo de obturación es 1 segundo el flash sólo disparará una vez.  Si aumentamos a 1.3 seg. el flash dispara las dos veces programadas.

Si manteniendo la frecuencia de 2hz. y el tiempo de obturación en 1 segundo, se establece en 4 la cantidad de disparos, el flash solo disparará 2 veces, (los otros 2 destellos “quedan fuera” de la obturación).

Para que pueda disparar cuatro veces con una frecuencia de 2 hz. es necesario un tiempo de obturación de 2 segundos, para disparar los 4 destellos en 1 segundo, la frecuencia debe establecerse en 4 hz. para asegurarse de que ningún destello quede “afuera” es mejor sumar 1/3 de EV al tiempo de exposición y obturar en 2.5 seg.

Para establecer el tiempo mínimo de obturación, calcular:

  • tiempo de obturación =cantidad de destellos/frecuencia + 1/3 EV.(aplicado al tiempo de obturación)

Para usar el SB 900 con objetivos sin CPU:

Cuando se emplean objetivos sin CPU el SB 900 puede emplearse solo en los modos M – GN – A – RPT. los ajustes deben realizarse en forma manual, y en la cámara graduar la abertura del diafragma en el mismo valor que en el flash.  Para establecer el valor de diafragma en el flash debe emplearse el botón  F3 para seleccionar el valor f:  la rueda para cambiar el valor y el botón OK para que quede establecido.  También se puede establecer apretando sucesivamente el botón de F3 hasta llegar al valor deseado y OK para establecerlo.  El valor de diafragma aparece subrayado, esto indica que no está mostrando el valor de f. en que se encuentra el objetivo de la cámara, sino el valor al que se ha ajustado el flash.

  • Aunque el modo TTL aparece en el visor del flash, con un objetivo sin CPU la cámara no disparará porque no recibe la información del valor de apertura ni de la distancia focal del objetivo.
  • Si en las opciones personalizadas está seleccionado el modo AA al colocar en la cámara un objetivo sin CPU el modo pasa automáticamente a A y debe establecerse la abertura del objetivo manualmente en el flash.  Si se vuelve a colocar un objetivo con CPU automáticamente regresará al modo AA.

Modos de flash inalámbrico:

El SB 900 puede emplearse en dos modos de flash inalámbrico:

  1. El modo CLS o de iluminación avanzada
  2. El modo SU-4

1. Qué es el Sistema de Iluminación Creativa Avanzada o CLS (Creative Lighting  System)

CLS es un sistema de control inalámbrico de flashes remotos, que permite controlar desde un flash principal acoplado a la cámara tres grupos de flashes remotos en todas sus funciones.

1.1 Características:

  • CLS es un sistema en el que pueden emplearse los modelos SB 600, SB 800 y SB 900.
  • Desde el flash principal (éste debe estar acoplado a la cámara) se pueden determinar los modos de exposición de los flashes remotos: TTL  – A – AA, M, así como la compesación del destello o la potencia en el caso de M.
  • EL SB 600 solo puede funcionar como flash secundario remoto.
  • Tanto el SB 800 como el SB 900 pueden funcionar como remotos o principales.
  • Los flashes en modo Remoto ejecutan los comandos que reciben desde un flash principal (Master en el flash)
  • El flash en modo Master envía a traves de predestellos los comandos que ejecutan los flashes remotos.
  • El SB 900 y el SB 800 pueden comandar tres grupos de flashes, cada grupo puede estar conformado hasta por tres unidades.
  • Los flashes que están dentro del mismo grupo ejecutan órdenes en paralelo: dispararán en el mismo modo de exposición y con la misma potencia.
  • Cada Grupo puede encontrarse en un modo de operación diferente, por ejemplo el Grupo A puede estar en TTL, el Grupo B en TTL con la compensación de destello en +1, y el Grupo C en modo M a la potencia que se seleccione.  Las órdenes para cada grupo se establecen desde el flash Master acoplado a la cámara.
  • El flash Master funciona en forma independiente: puede operar en un modo de exposición y potencia diferente a los de los grupo remotos.  También puede establecerse que solo actúe para emitir las órdenes, pero que no participe en la iluminación de la escena.
  • El flash integrado de las cámaras D-70 puede comandar solo un grupo de flashes, los modelos superiores (D-80, D-90, D-200, D-300, D-700, etc.) pueden  controlar dos grupos de flashes remotos.  Las D-40 y D-60 no incluyen el modo Master.
  • Se pueden controlar flashes remotos en modo  RPT pero demanda un modo de Master especial, no puede emplearse un Grupo en TTL y otro en RPT simultáneamente.
  • RPT puede emplearse como remoto únicamente cuando se utiliza como Master un SB 800 o un SB 900, Master RPT no está incluído en las posibilidades de los flashes integrados a las cámaras. (por lo menos hasta ahora)
  • Canal de comunicación Ch: Cuando en el mismo ambiente otro fotógrafo también está empleando el sistema CLS los destellos de los master de cada uno podrían  hacer destellar el sistema de flashes vecino.  Si se estableen canales de comunicación diferentes se evita este inconveniente.  Por ejemplo, si el Fotografo A emplea el canal 1 y el Fotografo B emplea el canal 2 no se interferirán mutuamente.

1.2   Para operar en el modo CLS

  • En las funciones personalizadas la opción SU-4 debe estar en “OFF” (pag. C22 en el manual de usuario)

1.3 Como flash principal o master:

  1. el interruptor de encendido del SB 900 debe llevarse a la posición Master, pulsando el botón que se encuentra en el centro del interruptor  a la vez que se gira hasta su posición.
  2. Apretar F1 para seleccionar M que se refiere a Master, es decir el mismo flash que está en la zapata de la cámara.
  3. Apretar el botón Mode para determinar el modo de exposición del Master entre TTL – A o AA – M, o “–“. Esta última opción ” —significa que el Master no participa en la iluminación, solo enviará los predestellos de control hacia los flashes remotos.  Si se selecciona TTLA o AA – M, y está  seleccionado el grupo, al apretar F2 se selecciona la compensación del destello para los modos automáticos o la potencia en el caso de M. Emplear la rueda y OK para determinar su valor.
  4. Al apretar F1 nuevamente la selección pasa al Grupo A, con el botón Mode se establece  su modo de exposición, y con F2 su compensación de exposición o potencia según correosponda.
  5. Se repite elpunto anterior  para los Grupos B y C si es el caso.
  6. Cuando ningún grupo está seleccionado al apretar F2 seselecciona el canal de comunicación Ch y se puede establecer su valor.

 

1.4 Como flash remoto:

  1. El interruptor de encendido del SB 900 debe llevarse a la posición Remote, pulsando el botón que se encuentra en el centro del interruptor  a la vez que se gira hasta su posición.
  2. Pulsar F1 para seleccionar a qué grupo (A – B – C ) asignamos esta unidad de flash que ejecutará los comandos que reciba desde el Master para ese grupo. Recordar que pueden asignarse hasta 3 unidades de flash a cada grupo que se comportarán en forma paralela.  El valor puede establecerse pulsando repetidamente F1 o mediante la rueda y OK.
  3. Pulsar F2 para establecer el canal de comunicación con el Master.  Todos los flashes remotos deben estar en el mismo canal independientemente del grupo.

1.5 Como Master RPT:

  • En las funciones personalizadas: (pag. C22 en el manual de usuario)
  1. La opción SU-4 debe estar en “OFF
  2. El modo RPT debe estar en “ON”
  3. Llevar el interruptor a la posiciciónMaster, apretando el botón central y girando la llave a la vez.


2   Qué es el Modo SU4

SU4 es un sistema de sincronización inalámbrico de flashes remotos, compatible con modelos de flashes Nikon que no soportan el sistema CLS.  El modo remoto SU4 manual es compatible con cualquier tipo de flash.  La función de control SU-4 está incluída en los modelos SB 800 y SB 900.

[slider title="Dispositivivo controlador SU4"] También existe un dispositivo creo que ya
discontinuado denominado Controlador SU 4 para comandar flashes Nikon TTL en modo inalámbrico
compatible con cámaras Nikon de película y no con las digitales, según información
de la página de  B&H. En este enlace puede verse alguna información: http://www.nikon.com.mx/Find-Your-Nikon/Product/Flashes/3070/
Controlador-remoto-inal%C3%A1mbrico-para-Flash-TTL-SU-4.html
[/slider]

2.1  Características:

  • El SB 900 incluye el modo de control inalámbricoSU-4 en modo remoto y master
  • Tiene dos modos de trabajo automático A y manual M.
  • El modo remoto SU4 automático A no debe confundirse con el modo Automático de exposición en tiempo real.  Cuando el SB 900 se encuentra en modo remoto SU4  A “copia” la duración del destello del flash master.  Comienza el destello y lo termina en forma paralela al master SU4
  • En el modo manual M se comporta como cualquier flash conectado a una fotocélula universal, y destellará en sincronización al destello que recibe, con la potencia que esté establecida.  Esta función es importante porque agrega la posibilidad de sincronizarlo con cualquier tipo de flash manual, sin importar marca y modelo.

2.2   Para operar en el modo SU4:

  • En las funciones personalizadas la opción SU-4 debe estar en “ON” (pag. C22 en el manual de usuario)
  • Como Remoto llevar el interruptor a la posición Remote, apretando el botón central y girando el interruptor.
  • Con el botón Mode seleccionar entre A o M
  • Como flash principal llevar el interruptor a la posición Master
  • Con el botón Mode seleccionar entre A o M

® carlos fumagalli

 

Modo de Operación Flash Nikon SB 900 – Parte 1

Guía de operación del Flash Nikon SB 900, con aclaraciones y algún comentario.

Esta guía no reemplaza al manual de usuario,  se da por hecho que los aspectos más básicos sobre el uso ya se han visto en el manual.  Este artículo intenta ayudar a comprender el modo de uso de las funciones más complejas, y tampoco se tratan todos los temas sino los que hacen a las caractrñisticas principales.   El manual será necesario ya que contiene toda la información sobre el flash. Al fin de esta nota hay un enlace para bajar el manual.

Antes de comenzar a utilizar el SB 900 es conveniente reconocer sus controles  y hacer algunas observaciones.

  • El botón de encendido (7) tiene tres posiciones: ON, para el uso estándar. Remote para emplearlo como flash esclavo, y Master para emplearlo como controlador de otros flashes, estas dos últimas funciones corresponden a los sistemas de control inalámbrico de Nikon CLS y SU-4 que se desarrollan más adelante.
  • El botón Mode (1) hace rotar en la pantalla los modos de exposición posibles, según la configuración de la cámara y el flash en ese momento.  Cuando un modo de exposición no se muestra en la pantalla es porque no es posible emplearlo con esa configuración, por ej.  porque el modo de exposición de la cámara no resulta compatible con esa función del flash.   Creo que resultaría mas claro si las funciones no posibles se señalaran como desactivadas en vez de no aparecer.  Hay algo irregular en esto ya que no siempre se muestra el menú siguiendo ese ecriterio: el modo TTL aparece en la pantalla aún cuando el flash se encuentre fuera de la cámara, y sin embargo el modo TTL   solo puede emplearse con el SB 900 conectado a una cámara compatible.
  • El botón Zoom (2) permite cambiar manualmente el ajuste del ángulo de iluminación del flash adecuándolo a distintas distancias focales.  Por defecto el flash ajusta el ángulo de iluminación automáticamente, pero si se ajusta manualmente mediante el botón Zoom prevalecerá  este último valor.  Si luego se gira nuevamente el anillo de distancia focal del zoom vuelve al ajuste automático.

Los botones de Función 1 (3), Función 2 (4) y Función 3 (5), (en adelante F1, F2 y F3) el Dial de selección (8) y el botón OK (9)

Los botones de F1, F2 y F3 operan de dos maneras: la primera vez que se aprieta un botón de función éste selecciona un ítem que queda resaltado.  Por ejemplo si el flash está en M (manual) y se aprieta el botón  F1 se selecciona la potencia del flash, una vez que ésta está seleccionada si se vuelve a presionar F1, se incrementará la potencia en intervalos de 1/3 de EV. por cada vez que se apriete.  No se puede disminuir el valor de la potencia mediante F1.   También puede cambiarse el valor de la potencia una vez que está resaltada mediante el dial de seleccion (8).  En cualquiera de los dos casos al final debe apretarse el botón OK (9).  Sin embargo si no se aprieta OK el valor seleccionado actúa de todos modos.  En la práctica puede quedar un ítem seleccionado y cuando se vuelve a apretar F1 quizás con la intención de llevar la selección a otro ítem, en vez de esto se modifique sin intención el valor anterior.  Así es que hay que poner atención a no dejar ítems resaltados sin darse cuenta, esto se evita apretando siempre el botón OK después de utilizar un botón de función.

Creo que el funcionamiento sería más claro si los botones de función solo actuaran como navegadores para variar la selección y los valores solo se modificaran mediante el dial y el botón OK.

El funcionamiento:

1) Al encenderlo, se visualizará la pantalla de operación.

2) Apretar el botón Mode sucesivamente para determinar el modo de exposición.

Se mostrará en secuencia: M – GN – RPT – A o AA* – TTL – TTL BL**

Aclaración: AA (Abertura Automática) es la denominación de este modo de exposición en el SB 800, en el SB 900 reemplazaron la denominación AA por diafragma automático, y en la pantalla está representado por el dibujo de un diafragna junto a la letra A, como no puedo utilizar ese símbolo en el editor
de texto, emplearé AA para referirme al modo diafragma automático del SB 900.
Observación:
* Al navegar con el botón Mode se mostrará A o AA según como esté configurada esta opción en el menú de Ajustes Personalizados.

Descripción de los modos de exposición del flash:

· M manual: El flash destella a la potencia seleccionada. Ningún sistema de exposición automática trabaja. Hay dos maneras de seleccionar la potencia del destello:

1. apretar el botón de función 1 una vez para seleccionar el indicador de potencia, luego girar la rueda de control hasta el valor deseado y apretar el botón OK
2. apretando sucesivamente el botón de función 1, se recorre desde plena potencia 1/1 hasta 1/128, con intervalos de a 1/3.

  • En la pantalla aparece  la distancia a la cual la exposición resultará correcta para esa combinación de:

potencia / sensibilidad ISO / diafragma / ángulo de iluminación

  • cuando se cambia alguna de estas variables la indicación de distancia corresponderá a la nueva combinación.

Si el Sb 900 en modo manual está colocado en la zapata de una cámara compatible empleando objetivos con CPU:

  • En la pantalla del flash se ve el valor de abertura en que se encuentra el objetivo de la cámara. (en este caso el valor f no aparece subrayado)
  • El ángulo de iluminación también se comunica por defecto desde la cámara al flash, tanto en objetivos fijos como en zoom, con estos últimos el ángulo de iluminación se acomodará cada vez que se varíe la distancia focal, la función de ajuste automático puede desactivarse desde los  Ajustes Personalizados.  (ver más abajo) (en el manual página C-23)
  • El valor de ISO también se comunica de la cámara al flash.

Si el SB 900 en modo manual está fuera de la cámara:

  • hay que indicar al flash qué diafragma emplear para el cálculo de distancia mediante el botón F3 , (en este caso el valor f aparece subrayado, indicando que se muestra un valor de diafragma seleccionado en forma manual y que el objetivo de la cámara podría encontrarse en otro valor)
  • el botón zoom permite ajustar el ángulo de iluminación del reflector en forma manual.

Al conectar el SB 900 a una cámara el ISO se ajusta automáticamente al ISO seleccionado en la cámara si esta es compatible.

El ajuste manual del ISO del flash, hay que hacerlo desde Ajustes Personalizados, (ver más abajo)

– GN guide number: Modalidad de control manual en la que se ingresa la distancia hasta la escena, y el flash dosificará el destello con la potencia adecuada para esa distancia según el diafragma, el ISO que se esté empleando, y  el   ángulo de iluminación. Permite fotografiar a la misma distancia con diferentes diafragmas en modo manual.

[slider title="Comentario"]Confieso que no encuentro la utilidad de esta función, me resulta redundante. En modo manual también puede fotografiarse con distintos diafragmas a la misma distancia variando la potencia del flash hasta encontrar la distancia  buscada. No causa inconvenientes que esté, solo que el equipo va recargándose de funciones que saturan al usuario de "cosas que hay que entender"[/slider]

Exposición automática:

Todos los modos de exposición automática funcionan bajo el principio de graduar la duración del destello para dosificar la cantidad de luz que llega hasta la escena.  Lo que cambia entre un modo y otro es el método para determinar cuánta luz es nececesaria, esto implica la medición de la propia luz del flash más la luz ambiente. En todos los modos de exposición automática la pantalla muestra un rango de distancias entre las cuales el flash puede graduar la exposoción correcta para esa combinación de:

ISO / diafragma / ángulo de iluminación

  A una distancia menor,  el flash no logra interrumpir el destello suficientemente rápido y se producirá una sobreexposición, a una distancia mayor, el flash destellará a plena potencia pero ésta no resultará suficiente y se producirá una subexposición.

Observación: Al navegar con el botón Mode se mostrará A o AA según cómo este configurada esta opciónen el menú Ajustes Personalizados.  (Manual pag. 22)

Modos de exposición automática:

– A automático: exposición automática con el sensor en el cuerpo del flash en tiempo real.  El sensor ubicado en el cuerpo del flash mide la luz del destello reflejada por el sujeto y cuando ésta es suficiente para el registro del gris del 18 % interrumpe el destello.  Es compatible con cualquier cámara, aun antiguas o de otras marcas, todo el automatismo se encuentra en el flash.  Debe ajustarse manualmente la sensibilidad ISO, la abertura del diafragma tanto en el flash como en la cámara, y el ángulo de iluminación adecuado a la distancia focal del objetivo.

  • Si se modifica alguna de estas variables se actualizará el rango de distancias a la nueva combinación.

Puede emplearse el flash fuera de la cámara por ej. para iluminar en una escena nocturna un área muy grande, abrir el obturador en bulbo y recorrer la superficie a iluminar “pintándola” con destellos del flash.  El sensor graduará la exposición de cada destello, obviamente en las áreas en que se superpongan dos destellos podrán producirse sobre exposiciones.  Si se sostiene el flash con la mano tener cuiado de no tapar el sensor.

[slider title="Predestellos"]Desde las  funciones personalizadas puede seleccionarse  que el modo A automático emita  predestellos:
este modo debe selecionarse cuando se quiera emplear con la sincronización rápida de alta velocidad
FP o el bloqueo FV. [/slider]

Los siguientes modos requieren objetivos con CPU, la cámara y el objetivo transmiten al flash, el ISO, la distancia focal, la abertura y el valor de compensación de la exposición.

  • AA: abertura automática. La medición de luz la realiza el sensor en el cuerpo del flash pero procesando la información que envía el objetivo, y comparando la iluminación del ambiente con los predestellos emitidos por el flash.  Desde funciones personalizadas pueden anularse los predestellos

TTL puede considerarse el modo estándar de uso del flash.  Es el sistema más cómodo y preciso para la mayor parte de las situaciones, tanto en luz directa como rebotada.

  • TTL:  iTTL en las cámaras D 70 y posteriores. La potencia del destello es determinada mediante un software que procesa los datos de la luminosidad de la escena teniendo en cuenta todas las variables correspondientes a esa situación:   ISO, abertura de diafragma, distancia al sujeto enfocado y distancia focal del objetivo.  La medición de luz la realiza el sensor en el cuerpo de la cámara, y el software establece la relación entre  la iluminación del ambiente  y el destello del flash, para lo cual inmediatamente antes del destello con que se registrará la imagen se emiten predestellos de control.
  • TTL-BL: iTTL especializado para luz de relleno, el destello se integra con bastante naturalidad a la iluminación ambiente, el flash no es evidente sin embargo rellena las áreas de sombra.

Importante: TTL-BL requiere que el modo de medición de luz de la cámara este establecido como matricial o ponderado al centro, si se encuentra en modo puntual, TTB-BL no aparece entre las opciones mostradas en la pantalla del flash.

Compensación del destello

En los modos de exposición automática recién nombrados,  A – AA – TTL o TTL BL, la exposición es determinada automáticamente dentro del rango de distancias que se muestra en la pantalla.  En algunas  situaciones podría ocurrir que el resultado de la exposición autámatica no nos conforme y  querramos modificarlo.  Esto puede hacerse mediante la función de Compensación del destello. Estando en uno de los modos automáticos de exposición al apretar F1 aparecerá en la parte superior derecha de la pantalla la indicación de  potencia en graduaciones de a 1/3 EV.  precedida por un signo más  para aumentar o un signo menos para disminuir la exposición respecto a la determinada originalmente por el flash, una vez seleccionada establecer el valor con la rueda y pulsar OK.

Importante: En las cámaras con flash integrado también existe un control de Compensación del destello que cumple la misma función sobre el flash integrado de la cámara.  La compensación establecida en la cámara se suma a la compensación establecida en el SB 900. Por ejemplo, si la cámara está en +1 y el flash externo en +1 se producirá un aumento de 2 EV sobre la medición original del flash.  Si la cámara está en -1 y el flash en +1 el resultado será 0, y no se producirá cambio alguno.

Esta guía continua en Modo de operación Flash Nikon SB 900 Parte 2, donde se trata el modo RPT y los sistemas de control inalámbrico CLS y SU4.

® carlos fumagalli

 

Contraste

El contraste es la diferencia de brillo entre dos áreas de una escena.

Tipos de contraste:

  • contraste del motivo está determinado por las características de reflexión / absorción de la escena.  Si consideramos un cubo blanco sobre un fondo blanco, no existe contraste del motivo.  Por el contrario si el cubo tuviese un lado negro este contrastará con el resto de la escena aunque llegue la misma intensidad de luz a todas las superficies.
  • el contraste de la iluminación es el que se produce cuando la luz  llega a la escena con diferentes intensidades.  Toda situación de luz y sombra implica contraste de la iluminación, entonces se observarán claros y oscuros aunque el sujeto y el fondo reflejen la luz en igual medida.
  • contraste del material: es la respuesta propia del material sensible, no es lo mismo una película de blanco y negro con todas las variaciones de revelado posibles, que una diapositiva o un negativo color.  En digital podríamos considerarlo al fotografiar en jpg, en formato raw la posibilidad de variación posterior a la toma es tan amplia que prácticamente desaparece como factor previo a la toma.

Si consideramos la diferencia entre el área más clara y la más oscura, nos referimos al contraste total.  En la imagen de abajo la luz más clara corresponde a la zona de la pared blanca y la lectura de luz reflejada con un fotómetro puntual indica un valor de f: 22 1/500 para reproducirlo como gris medio.  La zona más oscura corresponde a la sombra del lado inferior izquierdo con una lectura de fotómetro de f: 2.0, 5  es decir que entre ambos extremos hay 6,5 valores EV.  Aquí se combinan contraste de la iluminación, pues la pared blanca está iluminada por el sol, mientras que la zona de sombra recibe la luz mucho menos intensa del cielo, a su vez la pared casi blanca también refleja más luz que las hojas verde oscuro. Se emplea el término  ratio para referirse a cuántas veces más intensa es la luz reflejada por el área más clara con respecto a la más oscura. La diferencia entonces es: de f: 22 a f:16 la mitad =1/2 de f: 16 a f:11 la cuarta parte =1/4 de f: 11 a f:8 la octava parte =1/8 de f: 8 a f:5.6 la dieciseisava parte =1/16 de f: 5.6 a f:4 la treinta y dos ava parte =1/32 de f: 4 a f:2.8 la sesenta y cuatro ava  parte = 1/64 de f: 2.8 a f:2.0,5  la noventa y seis ava parte = 1/96 Esto quiere decir que la zona de la pared blanca está reflejando una luz 96 veces más intensa que la zona de sombra. Expresado en términos de ratio de contraste: 96:1 Sin embargo en  el lenguaje cotidiano entre fotógrafos es más común  referirse a las diferencias de contraste   hablando de “puntos” (EV), decimos entonces que en esta escena hay un contraste de 6,5 puntos. ®carlos fumagalli

Ir a “Fotómetros y Medición de Luz” 

Ir a “Conceptos Básicos sobre Medición de Luz”

Ir a ” Fotómetros incorporados a las cámaras, historia y modos de medición actuales”. 

Ir a “Rango dinámico”

Ir a “Medición puntual, porqué no tiene sentido hacer promedios”

Rango Dinámico

En fotografía digital, el rango dinámico es la capacidad que tiene un material sensible de registrar la imagen  de una gama de luminosidades con detalle,  desde la sombra más profunda hasta la luz más alta en la misma fotografía.

El sensor de la cámara transforma la luz que recibe en una carga eléctrica y esta es luego convertida en información digital:  una descripción en lenguaje binario del nivel de luminosidad que llegó hasta cada fotosensor.   Cuando la intensidad de la luz es insuficiente no se genera genera voltaje, y consecuentemente no se obtiene información (detalle) de esa zona.

Existe entonces una cantidad mínima de luz a partir de la cual el sensor comienza a trabajar.

En las sombras más profundas, cuando la luz reflejada es muy débil el sensor creará una carga muy baja y por lo tanto poca información.  A medida que la intensidad de la luz es mayor, el voltaje producido por cada fotosensor es más alto y esto se traduce en más información sobre esa parte de la imagen.  A su vez, cuando la luz es demasiada, el sensor va a saturarse y ya no registrará detalle de la imagen.   Es decir que existe un mínimo de luminosidad a partir del cual el sensor comienza a registrar imagen y un máximo a partir del cual pierde la capacidad de hacerlo.

Este rango de captación de detalle es lo que llamamos rango dinámico.

Hay que considerar dos aspectos en este tema:

  • Por una parte la capacidad del material para registrar los extremos, podemos expresar cuantos valores EV hay de separación entre la sombra más profunda que se registra con detalle y la luz más alta con detalle.
  • Otro aspecto será el escalonamiento, cuantos más valores de luminosidad intermedios puedan diferenciarse entre los extremos mejor será la calidad de la imagen.

Para ver un registro en imagenes de estos conceptos realicé una serie de fotografías comenzando por una subexposición extrema en la que no llega a registrarse información, incrementando la exposición se puede ver cuando comienza a registrarse información útil y también el punto en que el sensor se satura y pierde la capacidad de registrar  imagen.  Me pareció interesante que en cada fotograma pudiera distinguirse una textura suave, que sirva de referencia aun mayor en cuanto a la diferenciación de  detalle.  Después de hacer algunas pruebas con distintos materiales,  encontré que una hoja blanca común para impresora brindaría una adecuada textura de  “blanco sobre blanco” .  Fotografiando con bastante aproximación la textura de la hoja resultaría visible.  La luz suave del cielo proveniente de un ventanal lateral,  crea una pequeña diferencia entre áreas de luz y sombra que permiten distinguir la textura del papel.  Esta es la serie de fotografías que se encuentra debajo.  La cámara utilizada es una Nikon D-70

Encuadré un área muy pequeña de la hoja empleando un Micro Nikkor de 60 mm. hasta alcanzar una aproximación de 1:1, esto es que la imagen proyectada sobre el sensor tenga el mismo tamaño que  la supeficie de papel encuadrado.  La ampliación que vemos en el monitor aumenta aproximadamente 10 veces el tamaño de esa porción de papel.  Con esta ampliación diferenciamos las pequeñas zonas de luz y sombra que percibimos como textura cuando vemos la hoja a nuestra escala visual.

En cada foto  está escrito el valor de exposición, seguido por la diferencia en EV respecto a la exposición para el gris medio, y el nivel de RGB de cada imagen, este es el dato más importante.
Sigue leyendo

Una producción en la EAF

Con los alumnos de Publicidad de la Escuela Argentina de Fotografía realizamos un ejercicio de producción en todas sus etapas: búsqueda y selección de una idea, vista de referencias, previsión de los elementos necesarios, montaje de la escena, la realización de las tomas y post producción.
El resultado son estas tomas con un marcado toque de humor.
Posiblemente si hubiese visto esta toma sin saber como se realizó podría pensar que no fue un disparo directo sino un montaje. Esto me lleva a reflexionar sobre cómo cambió la lectura de la imagen fotográfica: antes un montaje era una técnica poco habitual y la captura del momento, el instante del disparo era uno de los atributos de valor escenciales de la fotografía. Ahora con la facilidad que brinda el manejo digital el montaje se ha tornado tan común (hasta el abuso) que sospechamos a priori de la legitimidad de la captura del instante (creo que se nos perdió algo ahí, no?)
Estos son disparos directos, saltos congelados en el aire. Se ajustaron parámetros de (exposición, brillo, etc) en el editor de formato raw, y mediante retoque en Photoshop solo se completó el piso de madera que no era suficientemente grande, y se realizaron entonados y apantallados.
En la galería puede verse este retoque y otros disparos de la misma serie.

Las tomas están realizadas empleando tres flashes de estudio. En los primeros disparos observamos que las fotos no estaban perfectamente congeladas, tenían algo de falta de definición ya que el movimiento muy rápido del salto, fotografiado perpendicularmente al eje del objetivo de distancia focal larga, no llegaba a congelarse: los destellos de flash no eran suficientemente breves. Para solucionar esto, llevamos la iluminación al mínimo de potencia posible para los flashes Elincrhome que empleamos, esto llevó la duración de los destellos a 1/900 de segundo, como estábamos empleando cajas de luz, tuvimos que subir el ISO de la cámara para llegar a un nivel de exposición adecuado y evitar movimiento en el registro de la imagen
®Carlos Fumagalli

Modelo en estudio Natee

En la segunda sesión de tomas del Taller de Iluminación de Modelo, contamos con la participación de la modelo Natalee Romera.
Realizamos tres series de tomas con distinta iluminación, cuyos esquemas se pueden ver en cada galería.
Me resultó interesante realizar una versión en color y otra sepia mediante el revelado de los archivos raw.


El vestido de rayas blancas y negras demanda suavizar la luz por su alto contraste, mantuve la cacerola de 30 cms. pero ahora detrás de un difusor, agreguá un contraluz, y un efecto sobre el fondo.
En la toma del salto quité el efecto sobre el fondo y agregué un amplio rebote lateral.
®Carlos Fumagalli.

Radio Nacional Folklórica: Homenaje a Eduardo Falú.

El lunes 3 de agosto en el auditorio de Radio Nacional, se  realizó dentro del ciclo de programas de la Academia Nacional del Folklore, un a homenaje a Eduardo Falú, quien por un mal entendido  solo estuvo presente por vía telefónica.  Conducido por Miguel Ángel Gutiérrez, con la presencia de Antonio Rodríguez Villar estuvieron presentes Melania Pérez y otros músicos y amigos de Falú .  Mi agradecimiento a Juan Cruz Guillén quien me facilitó el ingreso a la audición.

Empleé una Nikon de D 70 en formato raw a 500 ISO, la iluminación es la de tubos fluorescentes del estudio.

Fotografía de alimentos en estudio: una de pan, salamín y queso.

En la última clase del taller de iluminación de producto, del jueves 30 de julio, trabajamos con los elementos básicos de una “picadita”.  Exploramos las posibilidades y dificultades  de este tipo de productos.  Con la misma puesta de luz y algunas variaciones, decidimos trabajar con  bastante aproximación cámara en mano,  así es que hay tomas semejantes con pequeñas diferencias de encuadre, que a veces significan cambios importantes en la imagen.

No hubo un máximo ajuste de detalles,  eso si requeriría trabajar con trípode, y con  más detenimiento en cada toma.  Usamos un Micro NIkkor 60 mm. AF con una D-70 en formato raw.

®carlos fumagalli

Iluminación en Fotografía de Productos: Metales

Publicado en el número 502 de Fotomundo, de octubre de 2010.

Fotografía directa sin retoque, en película 10x13cm.


Fotografiar objetos de metal requiere un tipo de iluminación particular.  El metal pulido produce reflexión especular, si empleamos luz directa, la luz se reflejará en la dirección opuesta a la dirección con que incide, y esto producirá una imagen oscura en la que se marcarán todas las imperfecciones, rayaduras, abolladuras, etc.que presente la superficie.  Según el ángulo entre la fuente de luz y la cámara también aparecerá reflejada la fuente de iluminación, creando un contraste irreproducible, en conjunto una imagen desagradable.

clic en la imagen para ampliarla


Si tuviésemos que fotografiar un espejo, no pensaríamos en iluminar su superficie para reproducirla, sino en iluminar la escena, los objetos y cuerpos que estén siendo reflejados.  Un objeto de metal pulido también es un espejo, más o menos perfecto según su terminación y su desgaste;  las bandejas, vajilla, etc. son espejos bastante irregulares de formas complejas y lo que fotografiaremos serán las imágenes reflejadas en su superficie.
En la lectura de la imagen lo que interpretamos como metal es una combinación de reflejos blancos y negros, con algunos detalles de otros objetos reflejados.  Lo que nos conviene entonces será hacer reflejar sobre la superficie metálica planos iluminados.  En estas condiciones ya no veremos las rayaduras e imperfecciones sino la forma.

clic en la imagen para ampliarla


Así es que para fotografiar metales pulidos no conviene iluminar el metal con luz directa sino hacer que refleje superficies luminosas.  Entre los accesorios de iluminación de estudio una caja de luz resultará adecuada para este fin, y cuanto más próxima se encuentre al objeto mayor será la superficie reflejada.  Se buscará encontrar la combinación de tamaño, distancia al objeto y dirección conveniente en cada caso.

Como la imagen del difusor de la caja de luz será lo que quedará fotografiado como superficie del metal, una hoja de papel calco nueva sin arrugas ni quiebres sobre el difusor asegura una buena textura y que cualquier suciedad de aquél no quede registrada.  También podremos usar paneles blancos que reboten luz para ciertas zonas de la imagen, en este caso no convendrá el típico telgopor pues se reflejará su textura, un buen material es el foam board, que se consigue en pinturerías artísticas.

La forma del objeto hará que resulte más o menos complejo distribuir adecuadamente los reflejos sobre su superficie, un objeto plano será más simple que uno convexo, este último reflejará luz desde ángulos distintos y requerirá una superficie mucho mayor. Una pava es mucho más compleja de iluminar que una bandeja.  Una esfera metálica pulida refleja la luz que proviene de todas direcciones y requerirá estar rodeada de planos de luz.

Por otra parte un objeto metálico que refleje solo superficies blancas no tendrá aspecto metálico, puede parecer simplemente un objeto blanco; para lograr el carácter del metal debe mostrar también zonas negras.  De acuerdo a la forma del objeto éstas pueden producirse naturalmente en las áreas que no estén reflejando la luz proveniente de la o las cajas de luz que estemos empleando, sobre todo si usamos flash, la diferencia de intensidad entre el destello y la iluminación ambiente hará que solo se registre la iluminación proveniente del flash y el resto quede negro, siempre y cuando utilicemos el tiempo de sincronización más breve permitido por la cámara y la iluminación ambiente no sea intensa.

De todos modos, a veces es necesario agregar tiras de cartulina negra interrumpiendo la superficie del plano blanco del difusor para crear zonas de reflejo negro, o gris para que la imagen cobre “aspecto metálico” esto depende de cada caso. También podría resultar adecuado iluminar una superficie, por ejemplo un fondo gris, para que aparezca reflejada en el producto.

En este ejercicio realizado en una clase del taller de iluminación de producto, los tubos plateados del exprimidor reflejan (copian en jerga de estudio) la caja de luz muy próxima, como se ve en el esquema 1  El nivel de exposición se determinó midiendo luz reflejada puntual sobre el área blanca y aumentando 2 1/3 EV por encima del valor que indicó el fotómetro para que se registre como blanco y no como gris medio.  Probando abrir 1/3 más el primer efecto fue favorable, sin embargo al ampliar la imagen se detecta una zona posterizada con una diferencia de color entre un sector de reflejo y otro.  Para esta iluminación también se podría haber realizado la medición con un fotómetro de luz incidente orientado desde el producto hacia la cámara con un buen resultado, aunque medir la luz reflejada por el metal resulta más presiso.

A este punto, el ajuste de exposición también dependerá del revelado del archivo raw, y podrá convenir un nivel de exposición u otro de acuerdo a las condiciones de toma y de revelado de cada caso en particular.

Deberá cuidarse que no se produzcan reflejos indeseados, como el trípode, la cámara o el mismo fotógrafo. Para ello lo fundamental será que no les llegue luz del flash, eventualmente puede resultar necesario cubrir el trípode con un trapo negro, y a veces cámara y trípode se ubican detrás de una tela o papel blanco, negro, o gris de acuerdo al caso, al que se le practica un agujero por donde asomará el objetivo.  De todos modos puede que algunos reflejos no logren evitarse y que se decida dejarlos para retocarlos luego en Photoshop u otro editor de imágenes.  Convendrá aquí balancear entre el trabajo artesanal de cuidar los reflejos mediante paneles, banderas, etc. hasta un punto razonable, ya que se puede llegar a construir estructuras enormes alrededor de un objeto pequeño, y el trabajo de retoque que tampoco resultaría conveniente sobrecargar.  Un método apropiado es pensar en concreto en qué consistirían los pasos de retoque necesarios para solucionar el problema luego, y comparar el trabajo que demanda solucionarlo en la iluminación, respecto a retocarlo después.
Por último, si el producto posee partes no metálicas, estas se comportan de otro modo respecto a la luz y podrían requerir otro tipo de iluminación.

clic en la imagen para ampliarla
Esta fotografía directa sin retoque la realicé en película de 10×13 cm.hace algunos años. Está hecha con tres cajas de luz, una ubicada frontalmente ligeramente por encima de la cámara, otra desde la izquierda y una tercera cenital que ilumina la parte superior del pico y la manija. El resplandor violeta fue producido por el reflejo de un cuarto flash con un cono cerrado y una gelatina de color sobre un fondo de fórmica negra semimate bastante alejado de la grifería, la medición de este último se mantuvo en el valor del gris del 18% para lograr saturación de color.

Ir a Iluminación en Fotografía de Producto: Metales, parte 2 (solo para alumnos del Taller)

 

 

®carlos fumagalli


Distancias conjugadas, cálculos de distancia cámara / escena.

A veces resulta útil prever a qué distancia debería estar la cámara de la escena.  Si conocemos la medida del campo a fotografiar, podemos calcular el tiro necesario con diferentes distancias focales.
También se puede calcular a qué distancia debería estar un proyector para lograr determinado tamaño en la proyección de la imagen, o cuánto debería levantarse una ampliadora sobre el tablero.
Estos cálculos no son muy familiares.
En el capítulo dos de “Fotografía Básica” de Michael Langford, se encuentran las fórmulas para poder resolver estas situaciones, empleándolas hice una pequeña hoja de cálculo compatible con Excel, donde rellenando los datos necesarios encontrarás el resultado.
Espero que resulte útil, y si es así, no estaría de más que me hagas llegar tu comentario.

  Distancias Conjugadas (36,5 KiB, 1.749 hits)

®carlos fumagalli.

Manuales de flashes Nikon

Desde esta entrada podés bajar los manuales de usuario de los flashes Nikon SB 600 (en inglés) y SB 800 y SB 900(en español) bajar

  SB600-En_02.pdf (2,4 MiB, 1.093 hits)

  SB-800.pdf (3,2 MiB, 7.723 hits)

  SB-900_es.pdf (3,2 MiB, 1.763 hits)

Ir a Modo de Operación flash Nikon SB 800

Ir a Modo de Operación flash Nikon SB 900

Ver prácticas de uso de flash portátil

Montar o pegar fotos

Montar o pegar fotos en un bastidor o para enmarcar  es una operación delicada en la que fácilmente se puede estropear la ampliación.  Aquí un modo de hacerlo, por supuesto que no el único, pero si uno simple y probado, empleando cola vinílica, también llamada cola blanca de carpintería.  Esta es apta para papel fotográfico tradicional, tanto RC o de fibra, pero no para copias realizadas en impresoras de chorro de tinta; ante la duda, asegurarse de que el papel soporte el contacto con un adhesivo de base acuosa.  El papel debe estar bien plano, si estuvo mucho tiempo enrrrollado, enrrollar en el sentido contrario y dejarlo suficiente tiempo para que al desenrrollarlo quede plano.

  1. La cola vinílica se aplica sobre el bastidor, fibrofácil o hardboard.  Debe estar bastante diluída para que corra bien pero no acuosa.
  2. Es muy conveniente que el tamaño de la foto tenga un excedente de más o menos 2 cm. por cada lado respecto al bastidor, ese sobrante se recortará luego con la foto ya pegada.
  3. La foto se sostiene casi vertical al comienzo de uno de los extremos del bastidor, algo inclinada sobre el mismo.
  4. Se va dejando apoyar la foto sobre el bastidor, y con la otra mano se pasa suavemente una gamuza doblada en 4 sobre la superficie, a medida que se deja apoyar cada vez una superficie mayor.  Al hacerlo de este modo se evita que queden burbujas de aire que luego quedarían como globos despegados.
  5. La presión debe alcanzar para adherir pero no debe ser excesiva porque complicaría luego reacomodar la foto.
  6. Cuando toda la superficie está adherida, se puede acomodar la posición de la foto sobre el bastidor, tirando de los extremos de papel que exceden el tamaño del bastidor.
  7. Cuando se está seguro de la posición se pasa la gamuza ahora con más presión.
  8. Lo ideal es disponer de un vidrio pesado o una tabla bien plana o fibrofácil que cubra toda la foto, aplicarle peso encima.
  9. Al día siguiente se recortan los sobrantes de papel apoyando una hoja de cutter nueva sobre el canto del fibrofácil y jalando en la dirección adecuada.

Si se emplea papel de fibra puede hacerse lo mismo con el papel mojado, en ese caso no emplear gamuza sino la mano mojada o un paño mojado para presionar con cuidado pues la emulsión húmeda se raya muy facilmente. y no aplicar peso, solo se deja secar al aire.

Para quien lo hace por primera vez quizás no esté mal hacer una prueba con alguna foto de descarte antes de arriesgar una ampliación final.  Así tomarle la mano es más relajado, y hay margen para darse cuenta de los detalles que solo la experimentación aclara.  Por supuesto que algo que hay que cuidar mucho es que nada de cola llegue a la superficie de la emulsión, antes de prensarlas hay que asegurarse de ese detalle.  Si por accidente ocurrió, limpiar con un paño húmedo y no prensar.  Si el papel es brillante lo más probable es que ahí quede una marca sin brillo.

®carlosfumagalli

Estallido de un Globo 2 – flash en modo repetición – Nikon SB 800 RPT

En la entrada anterior Estallido de un Globo comenté que quedaba pendiente repetir esta práctica con dos unidades de Nikon SB 800 para mejorar la iluminación.  Con algunos ex alumnos del taller de Iluminación de la FADU, nos reunimos en el estudio de la calle Palpa para realizar esta segunda experiencia.  Esta vez un SB 800 fue empleado como controlador, en el menú del flash Master-RPT, seteado para que solo controle al segundo flash,  sin participar en la iluminación.  El segundo flash fue ubicado dentro de una caja de luz de 70×100 cm., cenitalmente sobre el globo para iluminar la escena.  En vez de la caja podría haberse empleado solo un difusor, pero la caja estaba ahí al lado y era lo más cómodo en ese momento.  El modo repetición fue programado para que el flash realice 12 destellos con una frecuencia de 50 HZ.  y un tiempo de obturación de 1/4 de segundo.

Hay comentarios sobre cada disparo al pie de las imágenes ampliadas.  En la foto que aparece en segundo lugar, Hernán incorporó algo nuevo que resultó bien interesante, hay dos globos, uno dentro del otro.  Mi agradecimiento a Patricio Rivera que aportó el equipo, a Adolfo Urso que demostró un infalible talento en el lanzado del dardo, y a Hernán Barrionuevo con la ya dicha idea del globo doble.  Todos disparamos la cámara y lanzamos el dardo y nos divertimos algo.

®carlos fumagalli.

 

Medición puntual: porqué no tiene sentido hacer promedios.

 

Muchas veces me preguntan  si el modo de emplear la medición puntual es  hacer un promedio entre la luz más alta y la sombra más baja.  La respuesta es enfáticamente que NO.  Esa es una solución de compromiso cuando el concepto de medición de luz reflejada no está claro, al realizar un promedio se desaprovecha la mejor característica de la medición puntual: la precisión de la información obtenida, y muchas veces se llegará a una exposición que causará perjuicios. La utilidad de la medición puntual de luz reflejada, es prever con exactitud el nivel de registro de la imagen en áreas determinadas.  En estudio esto permite ajustar la iluminación al rango dinámico del material sensible que se esté empleando.  En exterior, en el caso de que no se pueda modificar la iluminación, si se puede  decidir qué área privilegiar en función del diseño de la imagen, su expresividad y calidad.  Veamos un ejemplo: La pared casi blanca iluminada por el sol directo rasante, muestra manchas de pintura descascarada  muy claras, amarillentas y azuladas  y una suave textura.  Para registrar estos detalles  no debe sobreexponerse. Los valores de medición son los siguientes: (recordar que estos valores indican la exposición para reproducir el área medida con la luminosidad del la carta gris del 18%)

  • área más clara (pared): f:16.8 v.250
  • área más oscura (umbral de la puerta) f:2.8 1/3 v. 250

Al hacer un promedio para determinar el valor de exposición en la cámara, se llega a  f: 5.6 2/3  v. 250.  Obteniendo la imagen 1.Ahora pensemos la misma situación desde otro punto inicial:  sabemos que la diferencia en valores EV entre la luminosidad de la carta gris del 18% y el blanco pleno sin detalle, es de 2 1/3  EV. Si la medición sobre la luz más alta, en este caso la pared, es de 16.8 v 250 y empleo ese valor para la exposición la pared se registraría con la luminosidad que corresponde al gris del 18%, resultando en una sub exposición general.  Para compensar esta diferencia debo aumentar la exposición.  Si sobre el valor 16.8 abro 2 1/3 EV llegaría a f: 8.5 v. 250, pero la pared no es un blanco pleno sino un plano muy grande e importante en la imagen con muchos detalles muy claros, para preservar esa información, en vez de aumentar 2 1/3 EV. aumentaré 2 EV. exponiendo la toma en f: 8. 2/3 v. 250.  Con este valor obtengo la imagen 2. Este archivo que se muestra con los valores por defecto de revelado RAW, contiene toda la información para lograr una imagen final de alta calidad. En definitiva, más allá de este ejemplo, el concepto a retener es que la exposición debe adecuarse al rango de luminosidad de la escena y a la respuesta del material sensible que esté empleando.  Lo conveniente es evaluar ese rango de luminosidades y el fotómetro de luz puntual es el instrumento adecuado para esa función.  Obtenida la información el fotógrafo decidirá qué es lo más conveniente en cada caso, según la escena y el material sensible que se esté empleando. cámara Nikon D-70 | objetivo: Micro Nikkor 55 mm. F: 2.8 | fotómetro: Minolta Spot Meter IV ®carlos fumagalli

Ir a “Fotómetros y Medición de Luz” 

Ir a “Conceptos Básicos sobre Medición de Luz”

Ir a ” Fotómetros incorporados a las cámaras, historia y modos de medición actuales”. 

Ir a “Rango dinámico”

Ir a “Contraste”

 

 

sombras

Taller de Iluminación de la FADU, grupo verano de 2009.

Continuando  la experiencia de iluminación con flashes portátiles, esta vez la propuesta de los alumnos fue recrear una ilustración de la historieta Akira. No reunimos las condiciones de locación y vesturario para aproximarnos a la ilustración original, pero fue un buen disparador para un ejercicio interesante.

pareja en estudio, danza.

Taller extensión universitaria de la FADU, grupo verano 2009:

Una puesta de luz muy simple para experimentar iluminación de alto contraste sin relleno.  Una lámpara de flash de estudio casi cenital está ubicada algo por delante de los modelos, a unos 3.5 mts. de altura, para que el área iluminada resulte suficientemente amplia. El reflector es un cono que recorta el haz de luz para que solo llegue un círculo al piso y evitar que la luz llegue al plano vertical del fondo.  Sobre éste, incide la luz de otra lámpara de flash con panal de abejas,  subexpuesta 1 EV respecto al valor de luminosidad del gris medio.  Realizado en el estudio de la calle Palpa.

En realidad lo importante es lo que ocurre,  eso es lo que queda fotografiado,  gracias a Martín y Lucía, seres danzantes …

Cámara:  Nikon D 70  | formato raw | importado como DNG a Adobe Lightroom | revelado y exportado para web desde Lightroom.

®carlosfumagalli

Modo de operación flash Nikon SB 800

Los manuales de usuario de Nikon parecen haber sido escritos por un japonés perverso, traducidos a un dialecto ucraniano por otro japonés perverso y de allí al español por un traductor automático, bueno, que no se entienden fácilmente, digo.

Aquí una guía rápida algo más clara.  No reemplaza el manual que contiene toda la información, solo es algo más accesible para cuando acabás de comprarlo y lo querés usar de una vez.

Operación del SB 800

1) Al encenderlo, se visualiza la pantalla de operación.

2) Apretar el botón Mode sucesivamente para determinar el modo de exposición.

Se mostrará en secuencia: M – GN – RPT – A o AA – TTL – TTL BL

Descripción de los modos de exposición del flash:

· M manual: ningún sistema de exposición automática trabaja. El flash destella a la potencia seleccionada mediante los cursores superior (+) e inferior (-). Puede graduarse desde plena potencia 1/1 hasta 1/128, con intervalos de a 1/3.

En cada caso aparece en la pantalla la distancia a la que la exposición resultará correcta para esa combinación de:

potencia / sensibilidad ISO / diafragma / ángulo de iluminación

  • cuando se cambia alguna de estas variables la indicación de distancia corresponderá a la nueva combinación.
  • al apretar el botón sel (en el centro del cursor) se cambia la selección para variar la potencia o el diafragma con los cursores + –.
  • los cursores izquierdo y derecho cambian el ángulo de iluminación del reflector adecuándolo a la distancia focal que aparece en la pantalla

Al conectar el SB 800 a una cámara el ISO se ajusta automáticamente al ISO seleccionado en la cámara si esta es compatible.

Sigue leyendo

Flash portátil dos lámparas en exterior. Persecución.


Este trabajo fue realizado con los alumnos del taller de iluminación de extensión universitaria de la FADU.  La consigna fue crear en exterior una iluminación de carácter para fotografiar  una secuencia, el tema elegido fue la persecución de un supuesto agresor a una chica.  Se buscaba una iluminación dramática, verosímil, se mencionó que tuviera clima “cinematográfico”.

Se empleó una distancia focal corta con los modelos muy próximos a la cámara para acentuar la perspectiva y dar más dinamismo a la imagen.  Creo que se logró lo buscado.  Personalmente me gusta más la versión en blanco y negro.  La actuación de los modelos, alumnos del taller, resultó excelente.

cámara: Nikon D 300 | flashes: 2 Nikon SB 800 | formato: RAW 14 bits

Procesado: importado en formato DNG a Adobe Lightroom, revelado en Camera Raw, realicé algunos entonados y apantallados en Photoshoip CS3, el pasaje a blanco y negro fue desde el Camera Raw de Lightroom y desde allí una exportación adecuada a la publicación en la web.

® carlos fumagalli

estallido de un globo – flash de en modo repetición – Nikon SB 800

Entre las prestaciones que brindan los flashes de última generación, se encuentra el modo de disparo de repetición (RPT en Nikon) o estroboscópico, se programa cuántas veces destellará el flash en cada toma, con qué potencia y con que intervalo entre destellos.

Aquí va una una prueba realizada con un Nikon SB 800.  La idea era disponer de dos unidades, pero no pude buscar el segundo y tuvimos que resignarnos a hacer esta primer prueba con uno solo.

En este caso se programó el flash para que realice  8 destellos en cada foto, y a cada destello corresponde una imagen del dardo en distinta posición o un momento diferente en el estallido del globo.  Cuando se ve la aguja del dardo penetrando el globo, la imagen del globo entero ya estaba registrada por los destellos anteriores al estallido.  La superposición del dardo con el globo entero no es real, cuando el dardo se ve “dentro del globo” este ya estalló.  La imagen como fantasma de un globo más pequeño corresponde al globo estallando superpuesta a la del globo entero.  Los pedazos que aparecen en el aire también son registrados en distintos momentos  por los sucesivos destellos.

Mi agradecimiento a  Leonardo Martín que me facilitó su SB 800 y me asistió en las tomas.   Al tener un solo flash nos vimos obligados  emplearlo desde la zapata de la cámara, para usarlo como flash externo hacía falta otro SB 800 que actúe en modo controlador (Master en el menú del flash)  Por un momento creímos que se podía emplear el flash incorporado de una cámara D 80 como controlador del flash externo, pero si bien la D 80 puede controlar (no me acuerdo si dos o tres) grupos de flashes externos, no lo hace en modo repetición, lo que sí se puede con la D 80 es usar el flash incorporado de la cámara en modo RPT, pero no comandar un externo en este modo.

Así pues la iluminación casi obligada fue un rebote frontal con una plancha de telgopor de 2×1 mt. desde arriba de la cámara y resultó inevitable el reflejo frontal del destello sobre el globo.  El modo RPT tiene un límite de 1/8  de la potencia máxima par evitar el recalentamiento, lo usamos a 1/16 y por un sistema combinado entre cuentas extrañas, intuición y prueba y error llegamos a un tiempo de obturación de 1/4 de segundo, y 8 disparos a una frecuencia 30 hz.  Si mi cálculo no falla en realidad el flash debe haber destellado 7 veces, ya que para que se produzcan los 8 destellos se hubiese requerido una frecuencia de 32 hz.  No quise subir subir el ISO y trabajamos en f: 2,8 la trayectoria del dardo no es perfectamente recta y en algunos disparos el foco no es el mejor.

Empleamos una Nikon D 70, en formato raw a 200 ISO. El objetivo fue un Nikkor 50mm.  f: 1.4 de los viejos de foco manual, a f:2,8

Una buena experiencia para ser algo improvisada, la próxima será con dos flashes y mejor calidad de iluminación.

ver estallido de un globo 2

ver Modo de operación flash Nikon SB 800

®carlos fumagalli